Enfermeros retoman las calles de Anzoátegui para exigir mejores condiciones de trabajo

Foto: José Félix Millán.

Enfermeros de Anzoátegui retomaron las calles este lunes, 19 de octubre, para exigir mejores condiciones de trabajo.

Zuleida Cuiba, presidenta del Colegio de Profesionales de la Enfermería de la entidad oriental, denunció que persisten las carencias de material de bioseguridad en el hospital Dr. Domingo Guzmán Larder, en dónde tanto personal médico como de enfermería pueden contagiarse de Coronavirus.

La gremialista explicó que debido al hermetismo con las pruebas PCR-RT desde el colegio no se maneja una cifra concreta de enfermeros que hayan contraído la enfermedad, sin embargo, aseguró que en el ejercicio profesional ha visto a muchos de sus colegas verse afectados por el virus.

“En los hospitales del estado Anzoátegui se mantienen las carencias de equipos de protección. Aquí nosotros permanecemos en los centros de salud por amor a la gente porque sabemos que el pueblo de Anzoátegui ha sido abandonado”, expresó Cuiba.

La protesta se llevó a cabo en las afueras del hospital Dr. Domingo Guzmán Larder, en Anzoátegui. Foto: José Félix Millán.

También exigieron que se designe una nueva directiva en este hospital porque, según declaraciones de los enfermeros, se tiene planeado inhabilitar el área de cuidados intensivos.

“No hay forma de que a los pacientes se les garanticen sus derechos. Aquí en el Hospital Domingo Guzmán Lander hasta quieren cerrar la terapia intensiva”.

Zuleida Cuiba

Respecto al colapso de los servicios públicos que padece Anzoátegui, Cuiba resaltó lo difícil que resulta para los profesionales de la salud cumplir con su deber ético y moral, cuando no se cuenta con un servicio regular de agua y energía eléctrica.

“Aquí en el estado los hospitales y demás centros de la red pública carecen de agua, inclusive las enfermeras vienen a trabajar y tienen que traer hasta el agua para beber. Si hablamos del servicio eléctrico ayer en este hospital se fue la luz, la planta no arrancó y no hubo forma de contar con el servicio sino tres horas después, y la intervención quirúrgica que estaban realizando los cirujanos y las enfermeras tuvo que terminarse alumbrando con un teléfono celular”, agregó la vocera del gremio.

Según Cuiba continúa el éxodo de profesionales de la salud que abandonan el país en busca de mejores salarios y condiciones de trabajo.

Apuntó que hasta el momento van 1.027 enfermeros anzoatiguenses de formación universitaria que han abandonado sus cargos para trabajar en otras naciones.