Epidemióloga de Nueva Esparta “es inocente”

Foto cortesía de AFP

“La doctora Carmen Hernández, epidemióloga de la gobernación de Nueva Esparta, resultó ser chivo expiatorio”, aseguró este jueves Médicos Unidos por Venezuela en su cuenta de Twitter @MedicosUnidosVe.

Esta organización se cataloga como no gubernamental, surgida en medio de la crisis sanitaria en Venezuela.

Según Médicos Unidos por Venezuela, quienes incurrieron en “irregularidades” fueron las autoridades marítimas y aéreas quienes violaron los protocolos de prevención.

Por lo expresado por Médicos Unidos por Venezuela, la epidemióloga Carmen Hernández es inocente de los presuntos delitos que se le atribuyen.

Es importante destacar que la epidemióloga fue privada de libertad y aunque no está en una celda, está bajo la condición de arresto domiciliario, una medida que juicio de Médicos por Venezuela, es injusta.  

La detención de Carmen Hernández ocurrió luego de la detección de varios casos de COVID-19 en Nueva Esparta, luego que una academia de béisbol violara la orden de cuarentena nacional librada el gobierno nacional.

Según el Fiscal designado por la Asamblea Nacional Constituyente, Tarek William Saab, Hernández era la encargada de coordinar la oficina regional de epidemiología del estado Nueva Esparta para el momento de su detención.

La postura del gobernador concuerda con Médicos Unidos

La postura asumida por el gobernador de Nueva Esparta, Alfredo Díaz, coincide con la afirmación de Médicos Unidos por Venezuela al asegurar que para el momento de los hechos, todo el control aéreo y marítimo estaba bajo el control de la Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI) de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.