“Es mentira” que el gobierno ha llegado a acuerdos con las universidades

“No ha habido ninguna reunión con el ministro, creo ni siquiera con las autoridades universitarias que sería con quien tendrían que reunirse para planificar esta posibilidad”, aseguró el presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela, Víctor Martínez.

En entrevista con Radio Fe y Alegría Noticias, Martínez apuntó que “la ignorancia es osada porque ni siquiera en la UCV podemos dar garantía de una educación a distancia, entre otras razones porque no solo hay problemas de Internet, hay problemas de luz”.

El Ministro (Carlos) Trompiz dice que el 90 y pico por ciento está en capacidad de continuar el estudio universitario por la vía telemática y eso es una absoluta mentira”, comentó Martínez.

Destacó que “lo ideal” es mantener reuniones con el gobierno “pero eso nunca ocurre. Tenemos un gobierno que dice un solo monólogo. Dicen que se reunieron y se reunieron con ellos mismos. Dicen que se reunieron con las autoridades universitarias y eso es mentira”.

Aseguró que si bien hay posibilidades de impartir algunas clases a distancia, “eso no es factible institucionalmente en todas las carreras ni en todas las actividades”.

Por ejemplo, en el caso de Medicina, dijo, “los estudiantes tienen que abrir cadáveres para poder aprender anatomía, tienen que hacer prácticas. Igual los compañeros de Bioanálisis”, por lo que no se puede aplicar la modalidad virtual a todas.

De acuerdo con Martínez, el decano de la Facultad de Humanidades de la UCV aseguró que no hay posibilidades de adoptar mecanismos virtuales para las carreras de su área.

Dijo además que “buena parte de la dotación que permitiría este tipo de actividades ha sido objeto de uso por parte de la delincuencia”.

Sobre este último punto, recordó que el Instituto de Medicina Tropical de esta casa de estudios ya ha sido víctima de la delincuencia en múltiples oportunidades.

Todo en contra

Pero estos problemas no solo los padecen las universidades y los docentes, sino también los estudiantes pues no todos tienen acceso a Internet ni los equipos para conectarse.

“Y si los tienen, también tienen las mismas dificultades que tiene el país”, agregó.

Incluso él mismo, que comentó vivir en una zona de clase media, tiene dificultades para acceder a Internet todos los días.

Hasta las reuniones de su equipo de trabajo se ven perjudicadas pues no todos tienen conexión a Internet a la misma hora y deben enviar sus aportes de manera asíncrona.

Calidad docente en picada

Respecto a la situación socioeconómicas de los docentes universitarios, Martínez exclamó a Radio Fe y Alegría Noticias que es “excesivamente cambiante”.

“En un momento determinado, la situación se normaliza porque no hay una fuga masiva de talento humano. Pero en otro momento, la situación se intensifica”, explicó.

Lo que sí asegura que los que más se van del país son los docentes jóvenes por lo que “la institución está afectada en cuanto a la calidad de su cuerpo docente. No es que el que queda no sea competente, pero no tenemos generación de relevo”.

Martínez apuntó que el sueldo de un docente titular con dedicación exclusiva es de apenas 10 dólares.

Alertó que “la mayoría del profesorado está pasando por importantes problemas de alimentación, de seguridad social, al extremo de que la Asociación ha tenido que dar tres apoyos económicos para que puedan subsistir dentro de las casas en esta cuarentena”.

Inclusive denunció que la cobertura de HCM de los docentes de la UCV, que es la más alta de todas las universidades del país, “es producto de los propios ingresos del personal o las inversiones que hicimos los mismos profesores”.

Y recientemente propusieron a las autoridades universitarias aumentar la cobertura de la misma a 200 millones de bolívares “que suena mucho pero es poco”.

Sin embargo, aseguró, “el Consejo Universitario no se reúne”.

Denunció también que el Secretario de la Universidad, Mario Belmonte, “fue capaz de decir que no aceptaba una carta de la Asociación de Profesores, en la cual está reclamando el incremento de la cobertura (de HCM) y el manejo co-administrado de unos fondos que le pertenecen a los profesores”.