Fe y Alegría: con la pandemia hubo una pérdida del aprendizaje escolar

323
escuela de Fe y Alegría educación
Foto: Fabiana Rondón / El Diario.

Este miércoles 6 de junio en el programa De Primera Mano de Radio Fe y Alegría Noticias se conversó con la directora nacional del programa de Escuelas de Fe y Alegría, Noelbis Aguilar, quien dio un balance sobre lo que fue el cierre de este año escolar 2021-2022 luego de la pandemia.

De acuerdo con Aguilar, el confinamiento entorpeció el proceso de aprendizaje que tenían los niños, niñas y jóvenes del país.

Pasar de golpe a ver clases a distancia sin la orientación requerida influyó en el desarrollo educativo, tanto así que al volver a clases presenciales, tras dos años de aislamiento, se evidenció un déficit del conocimiento ya aprendido en los más jóvenes. Algunos lo llaman un retroceso.

En las escuelas de Fe y Alegría, comentó Aguilar, se tuvo que realizar un diagnóstico para saber cómo estaban los muchachos y con los resultados se concluyó que efectivamente hubo una pérdida del aprendizaje. Esto llevó al Movimiento a elaborar y ejecutar con emergencia un plan de recuperación.

“No logramos todos los procesos de aprendizaje, pero si comenzamos en un proceso importante de recuperación de lectura, escritura, operaciones básicas (de matemática), acuerdos de convivencia y paz”, indicó.

Retos para el nuevo año escolar

La directora del programa de de Escuelas Fe y Alegría abordó los tres principales retos que tienen como organización para enfrentar el nuevo año escolar, aún cuando son muchos más los desafíos que se tienen.

  1. Mantener activo al personal docente y lograr cubrir las vacantes de los que se han ido.
  2. Mejorar las condiciones de infraestructura de las escuelas.
  3. Recuperar todos los servicios públicos (agua, electricidad, aseo) en las escuelas.

Sobre el primer punto dijo que en los últimos meses la merma de renuncia del personal se detuvo en gran escala. Sin embargo, ha sido importante la fuga de los trabajadores, pues en el caso de los maestros se van porque “no pueden satisfacer sus necesidades con el sueldo que reciben”; además, constantemente hay retrasos en sus pagos.

Escuche la entrevista completa con la directora del programa Escuelas de Fe y Alegría en: