Fe y Alegría: «retorno a clases seguro y tranquilo»

La Directora Nacional del Programa Escuela de Fe y Alegría, Noelbis Aguilar, confirmó que han estado trabajando para que el retorno a clases presenciales 2021-2022 sea seguro y tranquilo.

La profesora explicó a Radio Fe y Alegría Noticias que este trabajo ha sido realizado por etapas. En la primera fase se ha tratado de adecuar los centros educativos al marco de las medidas de bioseguridad.

Esto con el objetivo de garantizar la seguridad del personal y de todos los niños, niñas y adolescentes que estarán en estos centros educativos, “considerando que la vida es muy importante y hay que cuidarla”, dijo la también docente.

Asimismo, indicó que parte del condicionamiento que han confrontado desde el inicio de la convocatoria a las aulas son las dificultades para garantizar agua en las escuelas.

“La escuela tiene que ingeniarse y diseñar muchísimas estrategias para proveerse del vital liquido que es tan necesario en estos momentos”, señaló.

En ese sentido, Aguilar invitó al Estado venezolano a abocarse en solucionar el déficit de agua existente, ya que ese recurso es fundamental en estos tiempos de pandemia, sobre todo para las labores de higiene y limpieza.

También informó que han estado formando a los docentes en temas como “protocolos de regreso seguro a la escuela”, el cual trata especialmente con el comportamiento que se debe respetar en las aulas.

“Esto con el objetivo de que todo el personal esté preparado y sirva de modelo frente a todos nuestros estudiantes”, indicó.

Aguilar manifestó que otro elemento que están abordando es la capacitación, la formación y actualización del personal en cuanto al cómo gestionar el proceso educativo en esta modalidad semi-presencial.

De igual forma, apuntó que otro elemento importante que han previsto es la conformación de comités de bioseguridad en las 177 escuelas del movimiento, que tendrán el objetivo de garantizar que se cumplan todas las medidas de manera correcta.

Confianza en el retorno a clases

La profesora manifestó que considera normal la desconfianza por parte de algunos padres y representantes en el retorno a clases. Por esto plantea que aquellas familias que no quieran enviar a sus hijos de forma presencial, estos serán atendidos a distancia.

“Lo importante es que el representante se acerque a la escuela, reciba las orientaciones de manera presencial o a distancia si cuenta con la posibilidad, para así acompañar a su hijo y comenzar el año escolar”, señaló Aguilar.

De mismo modo, piensa que este trabajo implicará incentivar y ayudar a que las familias se sientan con mayor confianza a medida en que se reincorporen, y que ayuden a resguardar las medidas de bioseguridad.

“Es un trabajo que se debe hacer no solo con las escuelas, sino también con las comunidades, con las organizaciones, con los papás y mamás, para que realmente todos seamos realmente vigilantes”, señaló.

Las dificultades de la educación remota

La directora del programa Escuela del Movimiento de Educación Popular y Promoción Social manifestó que para los estudios a distancia se necesita buena conectividad, equipos tecnológicos necesarios para poder garantizar una atención óptima, tanto los estudiantes como los docentes, pero en Venezuela esto se hace cuesta arriba.

Consideró que la situación ha sido sumamente compleja, lo que incidió en la atención, “por lo que se está consciente que hubo estudiantes a quienes se les dificultó su aprendizaje”.

En esa línea, adelantó que «nos estamos planteando que es sumamente importante que la población estudiantil con menos recursos pueda acceder a la modalidad presencial y en definitiva a la educación con calidad”, manifestó.

La directiva indicó que a pesar de las dificultades Fe y Alegría buscó estrategias y logró atender de una manera exitosa al 88% de sus estudiantes.

También informó que realizarán un diagnóstico para aplicar nivelaciones en los estudiantes que así lo requieran.