Fedenaga: «Por cada litro de leche se pierden al menos cuatro biberones «

Referencial/Foto: noticiascaracas.com

El presidente de la Federación Nacional de Ganaderos, Armando Chacín, declaró en exclusiva para Radio Fe y Alegría Noticias al pronunciarse sobre el bote de leche líquida sobre el río Apón de Machiques, hecho que fue denunciado este martes.

Chacín certificó que sí era cierto un video que circuló por las redes sociales en el cual se observa una franja blanca en el río, producto del bote de cientos de litros de leche inservible, presumiblemente desde la empresa Lácteos Los Andes de la zona.

Al señalar que por un lado se produce un daño ecológico «al verter esos litros de leche y también es cierto que la leche puede perderse» también advirtió que «debieron hacer los procedimientos técnicos para eliminar alimentos y no verterlos al río que puede producir un daño ecológico significativo».

Sobre la capacidad de la empresa láctea para mantener la producción de leche líquida el productor agropecuario manifestó que «aparentemente no está equipada para mantener varios planes, cuando uno trabaja con alimentos perecederos se debe tener un plan A, B y muchos planes más en vista de que vivimos en un país en el cual mañana no podemos tener energía, un día no podemos tener combustible, el tercer día puede fallar una caldera, el cuarto día puede fallar cualquier equipo».

Aseguró que los productores están todos los días enviando leche a la empresa «y el empresario debe tener un plan para cada una de estas contingencias».

Chacín remarcó que «cada litro de leche son 4 biberones de leche para nuestros niños, no queremos por supuesto polemizar por este puntual hecho, lo que sí creemos es que debe haber un poco más de conciencia en lo que se está haciendo y que esto no es un negocio per se sino que se está manejando alimentos inocuos y que deben ser mantenidos como debe ser».

Cierra señalando que no sabe por qué razón ocurrió esta situación en la cual se han perdido cientos de litros de leche líquida.

Fuentes cercanas a la empresa de lácteos señalan que la misma presenta condiciones deplorables, fallas en las calderas y deficiencia de gasoil.

Además, los trabajadores denuncian malas condiciones laborales y bajos sueldos.