Fiscal de Argentina imputa a piloto iraní de avión venezolano

Fiscal argentina imputó al piloto iraní y al resto de la tripulación del avión de Emtrasur por presunta conexión con el terrorismo apoyado por Irán.

Cecilia Incardona, fiscal que lleva el caso, dijo que el piloto Ghasemi Gholamreza será objeto de una investigación criminal para determinar si voló a Argentina con fines comerciales o para actividades ilícitas.

La aeronave modelo Boeing 747, que transportaba autopartes, se encuentra en un hangar del aeropuerto internacional de Ezeiza desde el 8 de junio.

Desde entonces las autoridades migratorias retuvieron los pasaportes de los tripulantes por sugerencia de agencias extranjeras de inteligencia.

Despertó sospechas

El gobierno argentino comenzó la investigación tras sospechar  que la aeronave pertenecía a Mahan Air, compañía de origen iraní a la que se le atribuyen nexos con el terrorismo.

Sin embargo, en los registros oficiales el avión es propiedad de la aerolínea estatal venezolana Conviasa, cuya filial de carga es Emtrasur.

Según AP, la resolución de la fiscal, refiere que el “piloto Ghasemi Gholamreza, estará sujeto a una investigación para prevenir y sancionar hechos de terrorismo”.

Toda referencia al terrorismo internacional genera especial sensibilidad en Argentina, que fue blanco de dos sangrientos atentados en la década de 1990.

Mientras Israel y Estados Unidos, siempre alertas a la presencia de Irán en Latinoamérica, expresaron que siguen con especial atención el caso del avión.

Entre tanto el gobierno de Venezuela reclama la devolución de la aeronave. A su vez Teherán negó que siga perteneciendo a Mahan Air.