Formación de voceros comunitarios culmina con éxito en IRFA Mérida

31
Foto: Vladimir Vergara. Participantes egresados de la formación Voceros Comunitarios.

La formación de voceros comunitarios del Instituto Radiofónico Fe y Alegría (IRFA) en Mérida terminó con éxito y con la entrega de certificados a los participantes. La actividad se llevó a cabo en el sector La Mucuy, donde los asistentes tuvieron la oportunidad de recorrer la zona con una guiatura sobre observación de aves.

Yisenia Yanguicela, directora del IRFA, explicó que este proyecto contó con el acompañamiento de la Asociación Mundial para la Comunicación Cristiana (WACC) “con el objetivo de que las comunidades se empoderaran y pudiéramos formar 20 reporteros comunitarios. En estos 7 meses se capacitaron en tres temáticas: la radio y la comunicación, resiliencia en situación de frontera y en el cuidado del ambiente”.

Agregó que todos los participantes viven en los sectores El Valle y Tabay del estado Mérida.

María Eugenia Escalante, parte del equipo del área de proyectos de IRFA a nivel nacional, explicó que esta iniciativa nace de que el IRFA Mérida quería abordar comunidades y tener material educativo con temáticas importantes.

Enfatizó que dicha formación es para poder visibilizar la situación en esas comunidades con respecto al ambiente y resiliencia del venezolano por la migración forzada.

Los participantes se van satisfechos

Losé Lobo, Yarimar Ávila, Yajaira Suárez, Juan Rincón, Carmen Rangel, Ana Parra, Robert López, Yarelvis Carrero, Ligia Pérez, Yohama Trejo, Fabiola Parra, Candy Martínez, Aarón López, Amazonas Álvarez y Javier Armas fueron algunos de los participantes de esta formación de voceros comunitarios. Todos manifestaron tener ganas de aprender y aportar a su comunidad, siendo Fe y Alegría garante de educación de calidad.

Robert López, uno de los participantes, les dio a los presentes una guía de observación de aves por la zona. También enfatizó durante el recorrido la importancia ambiental que tiene La Mucuy por su gran biodiversidad.

“La formación que nos dieron fue bastante interesante y muy nutritiva. Le he podido sacar mucho provecho por la actividad misma, que yo hago que es una actividad ecológica. Esto me sirve para tener herramientas para ir dosificando la información que voy recibiendo, además de transmitirla”, dijo López.