Fundaredes asegura que 75% de las escuelas fronterizos tienen presencia de grupos armados

73

Fundaredes presentó un informe luego de aplicar 412 entrevistas en un número de centros educativos ubicados en zonas fronterizas en los estados Amazonas, Apure, Bolívar, Falcón, Táchira y Zulia.

Según este estudio, el 75% de los centros educativos tiene algún tipo de encuentro cercano con grupos de civiles armados al margen de la ley o incluso guerrilleros. En ninguno de los casos se ha observado la intervención del Estado.

Lo más grave es que el 89% de los docentes consultados que respondieron afirmativamente sobre la presencia de grupos irregulares aseguró que éstos interfieren en el proceso educativo.

Mientras esto ocurre, la presencia del Ministerio del Poder Popular para Educación es casi nula. El 79,9% de los consultados aseguró que el organismo rector de las políticas educativas en Venezuela no ha hecho presencia, tampoco ha dotado de materiales e insumos a las escuelas.

Por su parte, el 49,1% de la infraestructura educativa de los estados fronterizos se encuentra en condiciones precarias, según el estudio de la organización no gubernamental.

Escuelas y docentes en abandono, según Fundaredes

Los docentes también han sido objeto de abandono por parte de las autoridades gubernamentales; casi la totalidad de los docentes (97%) no recibió ningún tipo de dotación durante este periodo.

Respecto a la deserción estudiantil, aproximadamente el 47,7% manifiesta que ésta se mantiene entre un 25% a 75% en sus instituciones. Por su parte, la deserción docente se mantiene sobre un 43,7%r.

“Son números altos alentados diversas causas estructurales complejas, las cuales van desde la fallas en la infraestructura educativa hasta la grave crisis económica que atraviesa el país”, explicó la ONG Fundaredes.

El informe señala además que 4 de cada 5 docentes consultados en las zonas fronterizas realizan un actividad extra, distinta a la docencia para complementar su economía ante la pobreza del salario en Venezuela. Porcentualmente hablando, el 79% de los docentes de la frontera venezolana deben inventar formas de generar ingresos adicionales para hacer frente a la crisis humanitaria en el país.

Del total de docentes que ejercen una actividad complementaria distinta a la educación, el 80% lo ejerce en un mercado laboral informal.

El 49,9% de los docentes devengan un ingreso que va desde los 300 a 500 bolívares, que para este 8 de diciembre tienen un valor monetario respecto al dólar oficial (12.6 bolívares) de entre 23 y 39 dólares al mes.

No obstante, hay que considerar que en el costo de los productos en Venezuela son marcados en muchos sitios por el precio del dólar paralelo que ya supera los 15 bolívares la unidad.