Gledys Ibarra: “Esta obra (La Monstrua) es un grito de lo humano”

144
Foto: Lenys Martínez

Este jueves 12 de enero se llevó a cabo el encuentro con los medios de comunicación sobre el monólogo “La Monstrua” que tiene como protagonista a la primera actriz venezolana, Gledys Ibarra.

Ibarra, de larga trayectoria profesional, recordada por sus histriónicos personajes como “Eloína Rangel” en Por Estas Calles o la guerrera “Patria Mía” en Cosita Rica, regresa a las tablas venezolanas con una pieza que define como “un espectáculo puro y duro”.

En la rueda de prensa que estuvo cargada de sensibilidad, risas y sonrisas, se llevó a cabo en la sala de conciertos del Centro Cultural BOD, también estuvieron presentes la productora general de “La Monstrua”, Carolina Rincón; la directora, Rossana Hernández; y a la gerente de medios, Annie Suárez.

“La Monstrua” está probada en varias partes de Latinoamérica

En sus primeras palabras, Ibarra expresó estar emocionada y a la vez agradecida por estar nuevamente en Venezuela (desde hace varios años reside en Inglaterra) y “más con la gente que se ocupa del quehacer cultural, del espectáculo, el teatro; y que tenga esta convocatoria (la prensa). No me queda sino agradecerles y que hayan tenido la gentileza de acompañarme hoy”, expresó visiblemente conmovida con sus enormes ojos verdes.

Con respecto a “La Monstrua”, Ibarra expresó que en la obra “no hay ni un solo rincón que se logre escapar de lo que es la teatralidad. No hay ni un pedacito de Gledys, no hay un pedacito de chiste que pertenezca a cualquier cosa cotidiana. Esto es una obra probada en muchas partes de Latinoamérica del dramaturgo Ariel Mastandrea”, autor que falleció hace varios meses.

La actriz comentó que el texto la cautivó “desde el primer momento” y que tras su visita al país (regresó para estar con sus familiares), le comentó a Rincón su deseo de personificar a “Cornelia de Lange” en “La Monstrua” y así desde hace dos meses trabajan intensamente con los ensayos y montaje.

Foto: Lenys Martínez

Indicó que la pieza se desarrolla en un circo con un personaje que “tiene mucho cuento por delante y por detrás”, dijo y añadió que tanto el vestuario y el maquillaje son “una hermosura”, aunque no ofreció mayores detalles.

Respeto para el espectador

Gledys Ibarra resaltó que este montaje de “La Monstrua” está hecha con mucho respeto para el espectador venezolano “que es tan exigente y meticuloso, que sabe lo que quiere ver y sabe lo que es calidad. No vine a matar un tigre un fin de semana en Venezuela. Esto es una obra con una profundidad que merece el público venezolano, mis colegas, directores, actores y todos los hacedores de teatro”, dijo.

A su juicio, asegura que es una pieza que moverá los sentimientos, sobre todo el lado más oscuro del ser humano. “La superficialidad tomó cuerpo últimamente, no solo acá sino en el mundo entero. Hay que confesarse un poquito y creo que es lo que hace Cornelia a través de su experiencia con la belleza”, agregó.

“Nos estamos olvidando de lo humano”

No obstante, aunque no pudo ofrecer más detalles sobre el personaje que encarna, considera que es “muy lindo transitar” los caminos de “Cornelia” y afirmó que “la no aceptación de la diferencia crean dolores que se quedan ahí para siempre. Habría que hacer mucha terapia para poder sanar los dolores que dejamos en el camino cada vez que despreciamos a alguien que no nos parece que está acorde, ni lindo ni estéticamente agraciado. Es algo terrible porque nos estamos olvidando de lo humano. Esta obra es un grito de lo humano”, enfatizó.

La pregunta sobre cómo consiguió al país a su regreso, no se hizo esperar. Ibarra comentó que se siente cómoda porque lo ve como que si pasó un largo día de trabajo con miles de cosas en el ínterin y, al final, puede llegar a casa, quitarse los zapatos, abrir la ventana y decir: “¡Wooow, llegué!”, expresión que arrancó aplausos en los presentes.

Sin embargo, comentó que para ella la mejor manera de sobrevivir es venir constantemente a Venezuela para recargar sus baterías y que le gustaría llegar en la más absoluta discreción: en su casa, montar café, limpiar, e invitar a sus colegas a un vino. “Siempre regresaré a casa, siempre”, puntualizó nuevamente bajo una lluvia de aplausos.

“’La Monstrua’ es un relato intenso”

La directora de la pieza, Rossana Hernández, afirmó que si bien “La Monstrua” es un “relato intenso, fascinante y hondo sobre las diferencias, intolerancias y la difícil tarea de aceptar al otro”, considera que resultó emocionante recibir la invitación por parte de Gledys Ibarra para dirigir ese proyecto.

“Trabajar con este equipo ha sido fantástico y es una manera maravillosa de comenzar el año teatral con un ritmo de trabajo intenso e interesante”, expresó.

Entretanto, para la productora general, Carolina Rincón, el texto de “La Monstrua” considera que es “comprometido, profundo, con algunos poquitos de alegría, pero vamos a indagar en lo que escondemos de ser humanos porque tenemos luz y oscuridad.

Para Rincón, Ibarra es un “diamante” porque todo lo que está a su alrededor es y significa “brillo en el escenario” y porque además posee una sonrisa que cautiva y es comprometida. “Es un escalón en mi carrera, es un regalo de Dios”, aseguró.

Por otra parte, la gerente de medios del Centro Cultural BOD, Annie Suárez, expresó estar contenta por iniciar el 2023 con esta obra en la piel de Gledys Ibarra. “Con esta producción comenzamos nuestra programación del 2023 que viene cargada de sorpresas y muchos planes que tenemos en materia teatral y musical”, expresó.

Foto: Lenys Martínez

Las funciones para ver “La Monstrua” se realizarán los días 19, 20, 21 y 22 en la sala de conciertos del Centro Cultural BOD, urbanización La Castellana, en Caracas; así como también una función el 28 de enero en el teatro La Ópera en Maracay y el 4 de febrero en el Teatro Juares en Barquisimeto.

Quienes deseen adquirir boletos para esas cuatro únicas funciones en Caracas, podrán hacerlo a a través de Ticketmundo.com y en las taquillas del teatro.