Gobierno peruano declara en emergencia su sistema educativo

Foto: El Peruano

El Gobierno de Perú declaró este viernes 20 de agosto en emergencia a la educación pública para adoptar una serie de medidas urgentes.

La idea es elevar su calidad y acelerar el regreso a las clases presenciales tras un largo año y medio de clases a distancia.

La medida, una promesa de campaña del presidente Pedro Castillo, ha sido adoptada por un año, hasta el segundo semestre del curso de 2022,.

La idea es evitar la pérdida significativa de los aprendizajes y la afectación de la situación socioemocional de los estudiantes, precisa el diario El peruano.

Asimismo, la interrupción y el riesgo de abandono de estudios ha evidenciado la necesidad de fortalecer la labor docente y de reducir la brecha de conectividad que limita el acceso a la educación.

La declaración de emergencia fija un plazo de 20 días para que el Ministerio de Educación apruebe un “Plan de emergencia educativa” con las medidas a adoptar a lo largo de los próximos 12 meses.

Recuperar lo perdido

El objetivo principal de la emergencia educativa es “consolidar y lograr los aprendizajes de los estudiantes de la educación básica, superior y técnica”.

Para ello se pretende potenciar “la innovación y las respuestas educativas en atención a la diversidad de los territorios del Perú y el cierre de brechas de inequidad”.

Esto se estructurará a través de seis ejes, que comienzan por la recuperación y consolidación de aprendizajes de los estudiantes de la educación básica y retorno a la presencialidad gradual, flexible, seguro y voluntario.

En ese sentido, este sábado hay convocada una manifestación de padres y madres de estudiantes para reclamar el inmediato retorno a las clases presenciales.

Sin clases presenciales desde 2019

La gran mayoría de estudiantes de primaria – secundaria y universitarios lleva sin clases presenciales desde diciembre de 2019, debido a la COVID-19.

Solo en algunas escuelas rurales se reanudaron las clases presenciales a partir de abril de 2021, bajo unos protocolos que resultan difíciles de cumplir.

Así, la gran mayoría de escuelas a nivel nacional continúan cerradas mientras que ya han reabierto otras actividades como los cines, teatros y gimnasios.

Fuente: EFE, El Peruano