Gran parte de Cuba sigue sin electricidad

152

Mientras el servicio eléctrico se restablece lentamente en pocas partes de Cuba, la gran mayoría de la población sigue a oscuras. La incertidumbre cunde ante la magnitud de los daños causados por el paso del huracán Ian.

Los residentes de la provincia Pinar del Río, una de las zonas más afectadas, han denominado el ciclón como el peor fenómeno meteorológico que jamás había vivido.

Aquí el huracán arrasó con algunas de las más importantes granjas del tabaco, uno de los principales productos de exportación.

El huracán no sólo arrasó con los cultivos de tabaco, también afectó a una de las principales zonas agrícolas, crucial para el abastecimiento del resto del país y sobre todo para La Habana.

“Cualquier afectación a estos cultivos tiene un impacto muy grande, porque es un sector que ya estaba golpeado”, dice Ricardo Torres, economista cubano. “Hay que prestar atención a esto porque puede desencadenar algo más grave”.

Sin electricidad

El huracán Ian provocó un gran apagón en Cuba. El Sistema Eléctrico Nacional de Cuba dijo que gran parte de los 11 millones de habitantes de la isla están sin suministro eléctrico.

El presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, reportó tres fallecidos como consecuencia del paso del huracán.

“Por ahora sólo se ha podido recuperar el 72% del servicio eléctrico”, puntualizó el Jefe de Estado.

En cuanto a Pinar del Río, la provincia duramente golpeada por Ian, se supo que ascienden a casi 2.000 las personas que siguen evacuadas.

ONU ofrece ayuda

La Organización de Naciones Unidas (ONU) anunció este miércoles 28 de setiembre el ofrecimiento de ayuda de emergencia a Cuba, luego del paso del huracán Ian a ese país en la jornada del martes, que dejó un saldo de tres muertos y daños al servicio de electricidad.

Según el portavoz de la ONU, Stéphane Dujarric, aunque los recursos son escasos, el organismo está “listo para apoyar necesidades adicionales que se identifiquen”, y detalló que representantes de la ONU trabajan con las funcionarios cubanos para analizar el impacto del organismo meteorológico y agilizar respuestas adecuadas ante la crisis.

Con información de agencias