Hatianos siguen en la calle, “no aguantan más”

107

Miles de manifestantes haitianos salieron a las calles de Puerto Príncipe, y otras ciudades importantes del país para protestar en contra del alto costo de la vida, la escasez de combustible, el incremento de la inseguridad y para exigir la renuncia del primer ministro, Ariel Henry.

Durante la protesta en la capital se registraron disturbios. La Policía repelió con gases lacrimógenos a los manifestantes que buscaban acercarse a la residencia del primer ministro y estos les respondieron con piedras, que también arrojaron contra varios locales comerciales de la capital haitiana.

Robenson Glesile, escritor haitiano, analista político y activista por los derechos humanos, analizaba ante medios locales e internacionales que el pueblo “no aguanta más”.

“Por ello, vemos que el pueblo se levanta para decir basta. Los haitianos viven un sistema de opresión desde hace varios años. Haití no necesita un salvador, sino un gobierno de unidad y enfocado para sacar el país adelante”, dijo.  

Semanas de protestas

Haití atraviesa varias semanas enfrentándose a una serie de manifestaciones que ya han causado al menos cinco muertos y decenas de heridos.

El clima político y social en Haití ha sufrido un grave deterioro tras el asesinato del presidente Jovenel Moïse, en julio de 2021. Todavía no se sabe cuándo serán las elecciones presidenciales, que han sido postergadas tres veces desde el año pasado.