Honduras reforma un artículo que hace más complicado aprobar el aborto

El Congreso Nacional de Honduras aprobó este 21 de enero una reforma del artículo 67 de la Constitución que impide legalizar el aborto. Este hecho ha sido denominado por la prensa como «blindaje contra el aborto».

La modificación de un artículo hace más cuesta arriba la aprobación de una ley a favor del aborto. Para algunos, es imposible, pero para otros es simplemente una traba mayor.

El artículo 67 está enmarcado en el Capítulo II de los Derechos Individuales: «Al que está por nacer se le considerara nacido para todo lo que le favorezca dentro de los
limites establecidos por la Ley».

Lo que se anexó fue lo siguiente: «Solo podrá reformarse por una mayoría de tres cuartas partes de los miembros del pleno del Congreso Nacional».

De acuerdo al contexto hondureño, serán necesarios 96 votos a favor de un total de 128 congresistas, lo que a juicio de la congresista Doris Gutiérrez, «nunca se va poder».

«Lo que hicieron fue elevar a pétreo el artículo del aborto porque nunca se va a poder reformar si se necesitan 96 votos» de los 128 que tiene el Congreso, dijo Gutiérrez.

En el Congreso Nacional de Honduras ha sido denominado como «Escudo contra el aborto en Honduras». La iniciativa fue aprobada en un solo debate.

Honduras mantiene la prohibición de aborto desde 1982.

La propuesta fue presentada por el vicepresidente del Parlamento hondureño, Mario Pérez, diputado del gobernante Partido Nacional.

Respuesta a la ola de reformas en América Latina

Pérez dijo «esta reforma surge por la ola de reformas constitucionales en países de América Latina, impulsados por gobiernos de izquierda dirigidos a legalizar el aborto, como sucedió en Argentina recientemente. Eso no se puede permitir en Honduras», según recoge el diario local La Tribuna.

En Honduras ya existe la prohibición de aborto. Ésta incluye embarazos por violación, malformación grave del feto o cuando la vida de la mujer embarazada está en serio peligro. Es decir, en ninguno de los casos se permite el aborto.

En Honduras, que tiene una de las tasas más alta de embarazos adolescentes en América Latina, uno de cada cuatro partos es de una menor de 19 años, según Naciones Unidas.