Huníades Urbina alerta que no hay información clara ni transparente sobre el COVID-19 en Venezuela

El presidente de la sociedad venezolana de puericultura y pediatría Huníades Urbina advierte que «no estamos viendo claridad ni transparencia en la información. Hacen alocuciones pero sin participación de los periodistas».

En esa línea de llamar la atención señala que «la OMS, entre sus pautas, establece que en cualquier caso de contingencia, sea por fenómenos naturales o epidemias, el Estado responsable de la salud de su país lo primero que debe hacer es contar con unos voceros creíbles para dar la información en ruedas de prensa donde se permita la interacción con los periodistas, quienes son los que llevan o plantean las dudas de la población porque son los que andan en la calle».

Asevera que esta norma internacional no se está cumpliendo en nuestro país.

Entonces, al no tener una información certera, al quedar dudas, en cuanto a las cifras se produce desconfianza en la población, apunta Urbina.

«No se está cumpliendo con la norma internacional. Eso es algo que se considera desde las sociedades científicas como una falla importante dentro de las medidas del gobierno nacional».

Pese a a esta observación reconoce que afortunadamente el gobierno nacional de Venezuela tomó lecciones de otros países vecinos que no tomaron las medidas pertinentes más temprano, y dentro del colapso que se tiene, empezó a tomar la medida del aislamiento social y domiciliario «y eso ha ayudado a frenar un poco la cantidad de casos que informa diariamente el mismo gobierno.

El también ex director del hospital infantil JM de Los Ríos explica que Een una pandemia hay dos fases de atención. La primera es la de contención y la segunda tiene que ver con la de mitigación como tal.

Nuestro país aún se encuentra sorteando la primera. Debido a la escasa y opaca información que se maneja manifiesta que los epidemiólogos venezolanos y de todo el mundo hacen unas proyecciones artiméticas «y algo no nos cuadra en Venezuela».

Si bien es cierto que no están colapsados los hospitales como en otros países, «evidentemente al no tener la cantidad suficiente de pruebas necesarias para hacer el diagnóstico, entonces se está quedando con un porcentaje de personas que nunca vamos a saber, por lo pronto, si tuvieron o no Coronavirus».

Explica que hay mucha gente con cuadros gripales, respiratorios superiores «pero al no tener esa cantidad de pruebas necesaria está quedando un sub registro y eso es lo que probablemente produce que las muestras que da el gobierno todos los días sean muy pocas en relación al resto de los países que nos rodean como Colombia, Brasil y otros de América Latina».

Garantías por parte del gobierno para el personal sanitario

Es una de las primeras cosas que se debe hacer. Todos los gobiernos deben proteger al personal de salud como los médicos, las enfermeras, los bioanalistas, el personal de mantenimiento, porque son los que pertenecen a la primera línea de contacto con los pacientes que van llegando a los hospitales, sentencia el galeno.

«Si no se protege a ese personal, si no le otorgan los insumos necesarios como el agua (que está fallando mucho en esta cuarentena), cloro, jabón para lavar pisos y paredes de los hospitales y para el personal de gel antibacterial alcoholado para lavarse las manos, se puede enfermar como se ha visto en el resto de los países».

Sobre este aspecto quiere alertar que «mientras un personal de salud esté de baja en su casa porque está enfermo significa que es un personal menos que pueda atender a los pacientes».

Por fortuna, admite, en Venezuela los casos que ha reportado oficialmente el gobierno nacional son relativamente pocos gracias al aislamiento social y eso ha hecho que más o menos se pueda ir controlando y atendiendo los casos.

Aprovecha esta conversación con Radio Fe y Alegría Noticias para solicitar que luego de que pase esta pandemia «el gobierno de Venezuela caiga en la cuenta que tiene que seguir protegiendo a los médicos,a las enfermeras, mejorando sus condiciones de bioseguridad, salariales. Hoy día hay médicos y enfermeras que están llegando a pie a los hospitales porque sencillamente no tienen cómo trasladarse. Y eso nadie lo está tomando en cuenta».

El aporte de la sociedad civil para cuidar su propia salud

Es un aporte primordial en esta fase de contención. Debemos tomar conciencia y respetar aún más de lo que se ha hecho las normas del aislamiento social porque de esa forma los casos se va a seguir presentando progresivamente y no se van a disparar de un todo.

Y lo segundo es que en la medida en que menos se salga a la calle menos se van a tener que utilizar los tapabocas y los guantes que ya comienzan a escasear.

Urbina enfatiza que es importante saber utilizar estos implementos «porque vemos que los usan en la calle y los van botando. También recordar que así haya utilizado guantes igualmente debe lavarse las manos con los guantes, lavarlos y colocarlos en un lugar seguro».