Huníades Urbina califica de «irresponsable» la falta de vacunas Sputnik V

Huníades Urbina
Foto: archivo web

El presidente de la Academia Nacional de Medicina, Huníades Urbina, calificó como un hecho “irresponsable” que Venezuela no tenga la segunda dosis de la vacuna Sputnik V, ni Rusia haya asegurado el envío.

“Si usted va a vacunar a 500 o 600 mil personas con la primera dosis, debería tener la segunda dosis asegurada”, sentenció el médico pediatra.

Durante una entrevista con Radio Fe y Alegría Noticias, Urbina explicó el esquema que podría preverse si no llegan las vacunas rusas. 

Los venezolanos vacunados con la primera dosis viven una “angustia”. Por las redes sociales la frase ¿dónde está la segunda dosis? no para de ser compartida.

Primero dijeron que 21 días que era la pauta vacunal. Luego, el mismo laboratorio Gamaleya dijo que hasta 90 días. Aún así el Gobierno nacional sigue sin dar una “respuesta clara”.

¿Qué pasa si no llegan?

En caso de que las dosis no lleguen y se pase el período, además de la pérdida “millonaria”, se tendría que volver a vacunar a este grupo de ciudadanos.

Posiblemente las personas inoculadas con la primera dosis deban esperar, al menos, cuatro meses para aplicarse otro fármaco, explicó el médico. Sin embargo, esto no es ciencia cierta.

La verdad es que no hay evidencia científica “que diga que se pueden combinar los esquemas vacunales”. Pero es lo que los médicos están recomendando.

Es el Gobierno quien debería estar informando qué hacer, siguiendo las recomendaciones internacionales.

¿Cuántas personas tendrían que volver a ser vacunas?

Como no se saben los datos del proceso de vacunación, es difícil poder precisar la cantidad de personas que recibieron la Sputnik-V.

Según Huníades Urbina, la Academia no tiene conocimiento alguno de las cifras que maneja el Ministerio Popular de la Salud. Se basan en el registro de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el cual dice que Venezuela cubre el 7% de la población nacional vacunada.

Es decir que de 28 millones de habitantes en el país, un rango de casi 2 millones de individuos están inmunizados. Pero no hay certeza de quienes fueron inyectados con la rusa o quienes con Sinopharm, la vacuna china.

“Los principales desafíos desde el punto de vista epidemiológico es que no tenemos una cifra real o lo más cercana a la realidad de personas enfermas o contagiadas, inclusive la cantidad de fallecidos por Coronavirus. Entonces, al no tener una información epidemiológica lo más cercana a la realidad, los programas o los planes simplemente van a pasar de largo o quedarse corto”, sostuvo.

“Los hospitales no están preparados”

El personal de salud exige vacunación masiva para todos los venezolanos, porque los hospitales no están capacitados para atender a los pacientes.

Entre los hospitales y clínicas privadas, Venezuela solo dispone de 300 camas de terapia intensiva. “Evidentemente nos quedamos cortos”, recalcó Urbina.

“Las salas de COVID-19 en los hospitales centinelas fueron improvisadas. Aquí no hay área de aislamiento, no hay aire acondicionado. Son simplemente un depósito con camas para pacientes”, relató el presidente de la Academia Nacional de Medicina.

A propósito, Huníades Urbina le recordó a la población que la única forma de poder frenar la pandemia es logrando vacunar al 70% de los venezolanos. 

Además, insistir en el cumplimiento de las medidas de bioseguridad: distanciamiento físico de 1.5 metros entre personas, lavado de manos, usar el tapabocas, alcohol y gel antibacterial; incluso, evitar aglomeraciones en lugares cerrados.

Instó también a tomar precauciones así se está vacunado. «Así usted sea de los pocos vacunados en Venezuela, recuerde que usted está vacunado, pero más o menos 10 personas alrededor suyo no lo están», acotó.

«La vacuna no lo hace inmune; sirve en caso de que alguien se contamine, la evolución no sea hacia la gravedad”, puntualizó.