‘Ian’ salió de Florida dejando inundaciones, apagones y destrucción

309

El huracán ‘Ian’ dejó la noche de este miércoles 28 a jueves 29 de septiembre un rastro de inundaciones, apagones eléctricos y daños materiales al atravesar Florida.

Más de 2,5 millones de clientes se quedaron sin luz por culpa del ciclón, que perdió fuerza.

La destrucción por la marejada, la lluvia y el viento fue catastrófica en lugares como Fort Myers y Naples y las inundaciones son graves en numerosos lugares del Estado, incluida la ciudad de Orlando, de 320.000 habitantes.

Al bajar la velocidad de los vientos, el huracán se volvió a la categoría de tormenta tropical.

Debilitado

“Ian es ahora una tormenta tropical”, señaló el Centro Nacional de Huracanes (NHC) en su parte de las 5 de la mañana, hora de Florida.

“Sin embargo, aún se espera que produzca vientos fuertes, lluvias fuertes y marejada ciclónica a través de sectores de Florida, Georgia y Las Carolinas”, ha advertido.

El NHC situaba el ojo del huracán a esa hora a pocos kilómetros de la costa Este de Florida, con lo que ha cruzado el Estado de un lado a otro en diagonal, de Sur a Norte y de Oeste a Este. Vuelve al Atlántico a unos 15 kilómetros al norte de Cabo Cañaveral, al Oeste de Orlando.

Según el organismo que vigila la evolución de los ciclones tropicales, se espera un giro hacia el norte-noreste más tarde, seguido por otro giro hacia el norte y norte-noroeste con un aumento en la velocidad de traslación el jueves y el viernes en la noche.

En la trayectoria pronosticada, se espera que, tras volver al Atlántico en la costa Este de Florida, el centro de Ian se acerque a la costa de Carolina del Sur el viernes y se desplace tierra adentro a través de las Carolinas el viernes por la noche y el sábado.

Los vientos máximos sostenidos han disminuido a cerca de 65 millas por hora (100 kilómetros por hora) con ráfagas más fuertes.

Una vez que vuelva a estar sobre el mar, se espera una leve reintensificación, con lo que Ian podría estar cerca de fuerza de huracán cuando se acerque a la costa de Carolina del Sur el viernes.

Se espera que se debilite el viernes por la noche y el sábado después de que Ian se mueva tierra adentro, siempre según el Centro Nacional de Huracanes.

Zona catastrófica

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, declaró zona “catastrófica” a buena parte de Florida y ha ordenó ayuda federal para complementar los esfuerzos de recuperación estatales, tribales y locales.

Esa declaración pone financiación federal a disposición de las personas afectadas en los condados de Charlotte, Collier, DeSoto, Hardee, Hillsborough, Lee, Manatee, Pinellas y Sarasota.

La ayuda puede incluir subvenciones para viviendas temporales y reparaciones de viviendas, préstamos de bajo coste para cubrir las pérdidas de propiedades no aseguradas y otros programas para ayudar a las familias y a los propietarios de negocios a recuperarse de los efectos del desastre.

La financiación federal también está disponible para las autoridades locales y ciertas organizaciones privadas sin ánimo de lucro sobre una base de costes compartidos para la retirada de escombros.

La llegada del huracán llevó a decretar la evacuación de unos 2,5 millones de personas, aunque muchos decidieron permanecer en sus casas.

Los aeropuertos de Orlando y Fort Myers se han unido a otros como el de Tampa y han cesado sus operaciones. El de Miami, sin embargo, se ha mantenido operativo, aunque las cancelaciones y retrasos han sido habituales. Disney ha cerrado parques temáticos en torno a Orlando.

En Florida no han trascendido muertos ni heridos graves por el paso del huracán. Sin embargo, la guardia costera busca un bote con una veintena inmigrantes cubanos que ha desaparecido este miércoles en las aguas de los cayos de Florida. La embarcación cubría su temeraria travesía en pleno huracán.

Con información de agencias