Incendios en Oregon ahuyentan a unas 500 mil personas

Foto:AFP

Los incendios forestales mortales en el noroeste de Oregon, Estados Unidos, están creciendo, con cientos de miles de personas a las que se les dice que huyan de las llamas invasoras mientras los residentes del sur evalúan sus pérdidas con lágrimas en los ojos.

El número de personas evacuadas en todo el estado debido a los incendios ha aumentado a un estimado de 500.000. 

Eso es más del 10% de los 4 millones 200 mil de residentes del estado, informan los voceros Gillian Flaccus y Andrew Selsky.

Un incendio se acercó a Molalla este viernes, lo que provocó una orden de evacuación obligatoria para la comunidad de aproximadamente 9.000 personas ubicada a 30 millas al sur de Portland.

Un carro de policía recorría las calles con un altavoz a todo volumen que decía “evacuar ahora”.

En California, un incendio forestal en el norte se ha convertido en el más mortífero del estado este año, con al menos 10 personas muertas.

El número de víctimas podría empeorar aún más porque hay 16 personas desaparecidas, informan Adam Beam y Brian Melley.

Entre los desaparecidos se encuentran los abuelos que le dijeron a su hijo que iban a tratar de escapar de las llamas buscando refugio en un estanque. “Todavía estamos esperando y orando por buenas noticias”, dijo un miembro de la familia.

Se han incendiado unas 2.000 viviendas y otros edificios. El incendio se encuentra entre los cinco de este año que han establecido récords por la mayor cantidad de tierra jamás quemada, incluido un incendio que rompió la marca como el más grande de la historia.

Incendios en plena campaña electoral

Para el presidente Donald Trump, los incendios forestales históricos que asolan los baluartes demócratas en la costa oeste están presentando otra crisis en un momento en que no puede permitirse una. Y para Joe Biden, la propagación del fuego es un recordatorio de que no adoptó el Green New Deal, el gran plan para abordar el cambio climático impulsado por el ala liberal del Partido Demócrata.

Eso ha dejado a ambas campañas evitando en gran medida conversaciones sustantivas sobre la catástrofe que se está desarrollando en California, Oregon y el estado de Washington.

Con información de AFP