Jorge Arreaza denuncia amenazas de los Estados Unidos

Jorge Arreaza

El canciller de la República, Jorge Arreaza, denunció ante el Movimiento de Países No Alineados, las amenazas de los Estados Unidos al gobierno de Venezuela.

Durante una reunión de los miembros del movimiento en Nueva York, Arreaza rechazó las sanciones impuestas por el gobierno norteamericano a funcionarios venezolanos.

Igualmente, denunció que la activación del Tratado de Interamericano de Asistencia Recíproca busca lograr una intervención militar en Venezuela para forzar un cambio de gobierno.

“El gobierno de Estados Unidos no sólo nos amenaza con el uso de la fuerza, ahora pretende activar un tratado militar del cual Venezuela no es parte”, dijo el canciller, quien presidió el evento.

Asimismo, Arreaza insistió en que el gobierno venezolano es víctima de un bloqueo que le impide adquirir alimentos y medicinas y “ha costado miles de millones de dólares y vidas humanas”.

En su opinión, la confiscación de activos de Venezuela en el exterior es un “castigo colectivo contra más de 30 millones se venezolanos”. También agradeció las muestras de solidaridad de los países del movimiento frente a lo que calificó de “agresión imperial”.

Continuando con las denuncias, el canciller aseguró que un grupo de funcionarios de Estados Unidos pretendía impugnar las credenciales a los delegados de Venezuela ante la ONU.

Jorge Arreaza: “son unos arroceros”

Durante un encuentro con medios internacionales, Arreaza calificó al equipo de Juan Guaidó de “arroceros”, asegurando que insisten en ejercer “un gobierno paralelo inexistente”.

“El tema de un gobierno paralelo inexistente. (…) Creo que comieron arroz en la reunión con el señor Trump y andan pidiendo sanciones para Cuba. (…) El objetivo de ellos de derrocar al gobierno constitucional de Venezuela cada vez está más lejos”, señaló.

Por último, criticó el discurso de Donald Trump sobre la soberanía de los países:

“Es curioso cómo puede el señor Trump hablar de patriotismo y de soberanía y al mismo tiempo inmiscuirse en problemas de Venezuela, de Irán, de Cuba, de Corea del Norte (…) contra la soberanía de esos países”, culminó.