Kiev pide ayuda a la ONU

La defensora del pueblo ucraniano, Liudmyla Denisova, pidió este miércoles 11 de mayo a la ONU y a la Cruz Roja que intervengan para facilitar la evacuación de los soldados heridos que resisten en la planta siderúrgica de Azovstal, en Mariúpol.

Según explicó, “con heridas abiertas, sin la medicación necesaria, en condiciones insalubres y en condiciones inhumanas se encuentran heridos y mutilados (…) los defensores de Mariúpol, militares de la Guardia Nacional de Azov”.

La invasión rusa de Ucrania causó una gran catástrofe humanitaria en Mariupol. La ciudad a orillas del mar de Azov se quedó sin suministro de energía, agua y gas.

Según su alcalde, Vadym Boichenko, hasta 20.000 civiles habían muerto en la ciudad desde el comienzo de la invasión rusa, el pasado 24 de febrero. Más de 100.000 civiles siguen atrapados en la urbe, prácticamente tomada por los rusos.

Las tropas rusas han destruido por completo 101 hospitales en Ucrania y han dañado o capturado casi 200 ambulancias en todo el país desde que comenzó la invasión.

“Durante 77 días seguidos (de invasión), los terroristas rusos han estado bombardeando barrios residenciales y objetivos civiles”, señaló el Ministerio de Salud en nota publicada en redes sociales.

Las fuerzas rusas atacaron la noche de este martes más de 500 objetivos militares en Ucrania y destruyeron 17 depósitos de municiones, además de 59 unidades de equipo militar, según el parte matutino del Ministerio de Defensa.

Como resultado de los ataques Rusia mató a más de 280 soldados y destruyó 59 unidades de equipo militar, según las fuentes de Moscú.