La migración “no puede quedar ausente” en la Cumbre de las Américas

135
La migración
MIgración. Foto: John Stanmeyer / Nat Geo Image Colletion.

El abogado especializado en materia de derechos humanos Juan Navarrete Monasterio insistió este miércoles 8 de junio en la importancia de hablar sobre la migración de personas venezolanas, cubanas y nicaragüenses en la IX Cumbre de las Américas.

En una entrevista concedida al programa De Primera Mano de Radio Fe y Alegría Noticias, Navarrete afirmó que los países deben discutir sobre políticas migratorias efectivas entorno a la población de Venezuela, Cuba y Nicaragua, pese a que estos países no asistieron a la Cumbre.

A su juicio, este tema no puede quedar ausente porque “esta crisis que existe de carácter humanitario” está afectando a todo el continente. Dijo que las tres naciones hoy viven una situación de carácter político, social y económico que aumenta la movilización de personas.

Precisamente, en el caso de Venezuela hizo referencia a los más de 6 millones de ciudadanos que han salido del país, según estimaciones del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur). También expuso que en Nicaragua hubo una alta movilidad producto de las manifestaciones del 2018; mientras que, en Cuba la migración es constante, debido a las condiciones políticas ya conocidas.

“Es un tema fundamental que necesita un abordaje político dentro de la Cumbre de las Américas”, aseveró.

Solicitaron debatir sobre la migración

En este sentido, Navarrete dijo que Amnistía Internacional emitió una carta dirigida, especialmente, a los participantes de la Cumbre, en la que se señala la necesidad de dar un enfoque de derechos humanos y establecer mecanismos de regulación efectivos.

“Establecer mecanismos de visados lo que hace es incrementar la condición de pobreza. No es una migración que sale por avión con pasaporte y documentos, sino que (es una migración que) sale siempre por necesidad de protección internacional. Generalmente salen caminando, son caminantes que se encuentran que los países a los que desean ir les imponen una visas”, dijo el abogado.

“Todo esto genera una situación que agudiza la condición de vulnerabilidad y que expone, especialmente, a las mujeres a la violencia basada de género, situaciones de trata de personas, tráfico de personas o en condiciones de explotación laboral y sexual”, afirmó.

Asimismo, Navarrete indicó que los países deben hacer más que solo un discurso. Lo que deberían hacer es crear políticas de desarrollo y ayudar para que las personas no tengan la necesidad de buscar refugios en otro país.

Recomendaciones

El abogado expuso a un paquete de recomendaciones que él le daría a los Estados.

  1. Buscar apoyar a los países a superar las condiciones sociales económicas y políticas que generan las crisis de refugiados de migrantes.
  2. Atender los flujos migratorios con perspectiva de derechos humanos.
  3. Entender que los procesos migratorios no pueden, de ninguna manera, verse como una amenaza para los países de acogida; sino, por el contrario, entenderlo como un tema de oportunidades.
  4. Establecer en los países de acogida mecanismos adecuados, efectivos y eficaces de regularización de la migración, tal como lo señala el Pacto Mundial sobre los Refugiados y Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular.