La «nueva alianza opositora» y los cinco puntos convergentes

Un grupo de dirigentes de partidos políticos de la oposición venezolana buscan un nuevo aire con una «reconfiguarción de la alianza de partidos políticos». Esta maniobra resultó ser silenciosa y sorpresiva para el común de los venezolanos.

Para los entendidos de la política, es un evento que se sabía que ocurriría como parte de un viraje necesario si realmente se busca soluciones para al país optando por salir, en primera instancia, del estancamiento político. El control del gobierno es de Nicolás Maduro, y el control de los fondos represados en bancos extranjeros es del grupo de Juan Guaidó.

Esta situación política solo ha mantenido a Venezuela en una diatriba y disputas políticas sin que haya una salida consensuada. Ahora, las elecciones vuelven a la agenda de un grupo de la oposición negada a esta hasta diciembre de 2020.

En este contexto el G-4  encabezado por Acción Democrática, Primero Justicia, Voluntad Popular y Un Nuevo Tiempo y otros partidos políticos que se negaron a la participación electoral hasta las parlamentarias del 2020, conformaron la «nueva alianza».

Al G-4, lo acompaña Copei, La Causa R, Convergencia, Movimiento por Venezuela, Encuentro Ciudadano y Proyecto Venezuela.

El mismo discurso

En el discurso al momento de la presentación se manejaron términos tradicionales utilizados por los líderes de la oposición durante los últimos años como «derrotar a la dictadura» y «elecciones libres». También apunta al «compromiso unitario como valor y condición indispensable para alcanzar una transición política exitosa».

En comunicado emitido por los representantes de los partidos firmantes, acuden al mismo mecanismo que no dio frutos como el Frente Amplio.

Además afirman que buscarán a las organizaciones y personalidades promotor de la Consulta Popular, los estudiantes, gremios, sectores productivos, sindicatos». El objetivo confeccionar «coalición plural para lograr elecciones libres y ayuda humanitaria urgente».

Cinco puntos

A grandes rasgos los cinco puntos que hoy hace posible esta «nueva alianza» están basados en exigencias sostenidas durante varios años, con la incorporación de una intención manifiesta de en cuanto a la «reconfiguración de la alianza de los partidos políticos tanto en su dirección como toma de decisiones».

  1. Ratifican la vocación y compromiso unitario como valor y condición indispensable para alcanzar una transición política.
  2. Objetivos prioritarios y fundamentales: atención prioritaria al pueblo de Venezuela y alinear todas las acciones, presiones e incentivos nacionales e internacionales para lograr elecciones libres, justas y verificables.
  3. Reconfiguración de la alianza de los partidos políticos tanto en su dirección como toma de decisiones para hacerla más útil amplia e incluyente
  4. Tratar de incluir a más partidos políticos democráticos que deseen ser parte de esta alianza.
  5. Acordaron salir al encuentro de los sectores democráticos de la sociedad civil venezolana para la construcción colectiva de una plataforma sólida, plural e incluyente.

Los diez del combo