La OTAN considera que Rusia no atacó Polonia

195
Jens Stoltenberg, secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN, por sus siglas en inglés). Foto: agencias.

Este miércoles 16 de noviembre Jens Stoltenberg, secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN, por sus siglas en inglés), informó que el análisis preliminar realizado por ese organismo sugiere que el misil de defensa aérea ucraniano que cayó en Polonia, fue disparado para defender el territorio ucraniano contra los ataques de misiles de crucero rusos.

Agregó que, en todo caso, habrá que esperar los resultados de la investigación que está en curso sobre el misil que cayó en Polonia este martes 15 de noviembre y mató a dos personas, ataque que en primera instancia se le atribuyó a Rusia.

Sin embargo, Stoltenberg insistió en que “no ha sido un ataque deliberado contra el territorio de la OTAN y que no ven indicios de que Moscú esté planificando “acciones ofensivas” contra la Alianza.

Aseguró que este incidente “no tiene las características de un ataque”, lo cual explica que “las acciones fueran las que fueron”, y agregó que eso “no dice nada de nuestra capacidad para defender el territorio aliado”.

En cualquier caso, aseguró que la “última responsabilidad” la tiene Rusia, por haber iniciado la guerra contra Ucrania, y que Kiev “no es culpable”.

Horas de tensión por ataque a Polonia

Este martes 15 de noviembre el mundo vivió horas de tensión por el incidente del misil que cayó en territorio polaco provocando la muerte de dos personas en la ciudad de Przewodow, el cual fue disparado por la defensa ucraniana.

Este hecho habría escalado el conflicto entre Rusia y Ucrania, incluso el riesgo de la Tercera Guerra Mundial.

De acuerdo a los primeros resultados de las investigaciones, el misil que estalló en una región agrícola de Polonia, muy cerca de la frontera con Ucrania, sería un S300, de fabricación soviética que formaría parte desde entonces del arsenal ucraniano .

Según la Casa Blanca, habría desviado su trayectoria mientras perseguía a uno de los cien misiles Kalibr disparados el mismo día por las fuerzas rusas contra las infraestructuras eléctricas ucranianas.