La Virgen de Chiquinquirá se reencuentra con su pueblo

221
Foto: Archivo.

Este 29 de octubre la Virgen de Chiquinquirá cumple 313 años desde que le apareció en las orillas del Lago de Maracaibo a la señora María Cárdenas, quien no esperó aquel milagro mientras lavaba su ropa.

Este año también se cumplen 80 años de coronación canónica de la Reina Morena y el aniversario de la creación del himno en honor a la Virgen.

El acto de la bajada de la Virgen Chiquinquirá iniciará a partir de las 5:00 de la tarde y se espera que la plazoleta de Maracaibo esté totalmente llena, pues a diferencia del año pasado la restricción de agrupación de personas es menor, por lo que podría ser una fiesta masiva.

Foto: Cortesía.

Uno de los cinco mantos que va a lucir La Chinita está diseñado por la Sra. Mirian Rodríguez para la solemne bajada y se inspiró en María, Reina del Zulia; rememorando los 125 años de la creación de la Diócesis del Zulia. Miles de cristales dan forma a las siluetas, que estarán bordadas en dorado, plata y azul.

Foto: Cortesía.

El manto también exhibe el mapa de la región del Zulia, con el Relámpago del Catatumbo, bañado por el lago a cuyas orillas llegó La Chinita para quedarse y ser venerada.


Este manto es una historia viva de amor recíproco entre madre e hijo. El rojo evoca la fuerza del Espíritu Santo, que mueve a la iglesia santificando todo y reflejando el amor de este pueblo por su Virgen Morena.

Gaita del año en honor a La Chinita

La gaita oficial de las fiestas patronales 2022 se llama “Madre Diocesana” y su autor y compositor es Andrés González, miembro de la Sociedad Religiosa “Servidores de María”.

Logo 2022

La coronación de La Chinita cumple 80 años y el logo refleja la fecha sagrada para su feligresía. Este año también se conmemora la creación del himno “Gloria a ti, casta señora”, con letra de Graciela Calcaño y música de Adolfo de Pool.

En el logo se puede visualizar el mapa del estado Zulia; en la parte superior la corona está el número 80, en honor al acontecimiento, ocurrido el 18 de noviembre de 1942. También se incluyen los rayos del Relámpago de Catatumbo, que simboliza la bendición trinitaria sobre esta tierra y la virgen con el niño sobre la media luna, el cual es el signo profético de María como misionera de bondad y misericordia, explicó el párroco Nedward Andrade.