Liberados periodistas y activistas de derechos humanos en Guasdualito

Plaza Bolívar de Guasdualito, donde liberaron a las 4 personas/Foto: Radio Fe y Alegría Noticias

El abogado de la ONG Foro Penal Gonzalo Himiob confirmó pasadas las 5 de la tarde de este jueves 1 de abril que fueron liberados sin ser presentados ante un tribunal los periodistas Rafael Hernández, Luis Gonzalo Pérez y los activistas de derechos humanos Juan Carlos Salazar y Diógenes Tirado en la población de Guasdualito, capital del municipio Páez de Apure.

Estas 4 personas habían sido detenidas el miércoles 31 de marzo en la población de La Victoria por efectivos de la GNB cuando intentaban hacer un trabajo periodístico y de documentación de los sucesos que han conmocionado a esta comunidad desde hace semana y media.

Himiob cuestionaba la conducta tomada por las autoridades militares de la zona al mantener en este caso el «juego perverso de negarse sistemáticamente a decir dónde está una persona detenida».

De hecho, familiares y compañeros de los detenidos denunciaron este jueves que sobre sus seres queridos no había una información certera de dónde ni cómo se encontraban ya que existían varias versiones. Desde el momento de su detención hasta su puesta en libertad pasaron 25 horas incomunicados.

En horas de la mañana el Secretario General del SNTP, Marco Ruíz, confirmó a los medios de comunicación que habían sido trasladados desde La Victoria hasta el fuerte Sorocaima en Guasdualito, sede la 92 Brigada del Ejército nacional.

También aseguraba que los mismos serían presentados ante el Tribunal 14 Militar de Control. Un comunicado del Ministerio de la Defensa, también dado a conocer este jueves reseñaba que estaban 31 personas detenidas que habían sido presentados a esa jurisdicción y una dama que sería presentada en las siguientes horas.

Directivos de la ONG Fundaredes responsabilizaban más temprano al Ministro de la Defensa de lo que pudiera pasarle a los 4 activistas y comunicadores.

A Hernández, Salazar, Pérez y Tirado los dejaron en el casco central de Guasdualito. Desde Fundaredes aseguraron que no tenían manera de comunicarse con sus familiares ya que no les devolvieron sus equipos celulares, cámaras y grabadoras.