Lo que faltaba: confirmados 7 casos de fiebre amarilla al sur de Monagas

Fiebre amarilla Monagas
Referencial/Foto: El Espectador de Caracas

Después de 17 años en el estado Monagas se vuelven a confirmar casos de fiebre amarilla. Por lo pronto, se han detectado 7 casos en poblados ubicados al sur de la entidad.

El último reporte de casos de Fiebre Amarilla se detectó en Monagas en el año 2.004 con tres casos confirmados. Dos en el municipio Bolívar y 1 en el municipio Maturín.

En esta ocasión, las comunidades donde casos confrmados de Fiebre Amarilla son Caratal de El Tigre, El Piñalito de Los Araguaneyes, El Venado, El Aceite de Guanipa y el Merey de Amana. Este último es el asentamiento más cercano a la capital del estado Monagas el municipio Maturín a solo 25 minutos.

El primer alerta pública sobre la presencia de casos positivos de fiebre amarilla en la entidad monaguense la hizo el 2 de octubre la Organización No Gubernamental Médicos Unidos de Venezuela, MUV, en su cuenta en la red social Twitter cuando publicaban:

@MedicosUnidosVe “Epizootia de Fiebre Amarilla. Confirmados siete casos por PCR en Humanos, en Monagas: Las Localidades donde se han confirmado los contagios humanos y monos: 1) Carapal del Tigre: 1 humanos y 2 monos positivos 2) El Merey de Amana: 6 humanos y 2 monos positivos”

Tras esta publicación el gobernador encargado de Monagas Cosme Arzolay se pronunció también en redes sociales reconociendo los casos y dando a conocer el trabajo del equipo de epidemiologia regional en conjunto con un equipo experto de la Organización Panamericana de la Salud.

Alerta previa por posibles casos de Fiebre Amarilla Selvática

A mediados de agosto del año 2021 el equipo de epidemiología adscrito a la Dirección de Salud de Monagas amplió el campo de monitoreo de Fiebre Amarilla en monos y humanos tras ampliarse la curva de migración del mosquito transmisor del virus desde la selva de Brasil al oriente venezolano tras seguir vigilancia epidemiológica en zonas vulnerables.

Los casos de Fiebre Amarilla Selvática son los más comunes y se dan por transmisión de monos picados por el insecto y que luego pican a humanos iniciando así la cadena de trasmisión.

Tras el alerta en las zonas de vulnerabilidad se inició la vacunación antiamarílica y jornadas de fumigaciones en zonas donde se ha detectado la presencia del vector (mosquito), entrega de 250 mosquiteros en la población de Caratal de El Tigre y Merey de Amana.

Mientras, se prosigue con el cerco epidemiológico en las comunidades donde se han confirmado varios casos.

Cortesía



Dirección regional de salud activa protocolos


Para la atención de los 7 casos confirmados de Fiebre Amarilla el gobierno de Monagas y la Dirección Regional de Salud en conjunto con Epidemiología regional han dispuesto de una unidad de atención de pacientes en el Hospital Doctor Manuel Núñez Tovar de Maturín.

Para ello, se han dispuesto alcabalas sanitarias en el sur y oeste del estado Monagas a fin de evitar otros contagios mientras se mantiene el cerco epidemiológico en las comunidades con casos confirmados.

Por su parte, la Organización Panamericana de la Salud y la Dirección regional de salud Monagas mantienen activos 5 consultorios epidemiológicos a fin de prestar apoyo técnico y logístico al Ministerio de Salud sobre los casos de Fiebre Amarilla reportados.

Entomólogos (especialistas en estudio del vector-zancudos) de la Dirección Nacional de Salud Ambiental Nacional y el director nacional de epidemiologia José Manuel García y Daniel Sánchez, coordinador nacional de Análisis de Situación de Salud (Asis) están en la entidad haciendo seguimiento a los casos.

¿Qué es la Fiebre Amarilla?

La fiebre amarilla es una enfermedad infecciosa, perteneciente al grupo de las fiebres hemorrágicas causadas por un virus. En un primer momento se creyó que era una enfermedad exclusiva del género humano, pero las investigaciones demostraron que es una zoonosis que afecta también a monos de diferentes especies.

Los monos infectados en África y América tropical son la fuente principal de infección, y los mosquitos la transmiten al humano. Este tipo de enfermedad, que sólo aparece de forma accidental en el hombre cuando éste invade áreas de riesgo sin la debida protección, se conoce como fiebre amarilla selvática.

Si la persona infectada se desplaza a una zona poblada, puede ser picado por especies semi domésticas de mosquitos como el Aedes Aegypti, principales transmisores en las epidemias de fiebre amarilla urbana.

Síntomas y patologías asociadas

El periodo de incubación de la fiebre amarilla es de tres a seis días. En los casos graves el inicio es súbito, con síntomas típicos como dolor de cabeza, dolor de espalda y fiebre.

La primera fase se caracteriza por náuseas, vómitos y la presencia de albúmina en la orina. Después de la fiebre inicial, la temperatura se normaliza, pero entre el cuarto y quinto día vuelve a subir.

Esta segunda fase está marcada por la ictericia, hemorragias en las membranas mucosas, hematemesis (vómito negro característico) y degeneración grasa del hígado, riñones y corazón.

La destrucción de las células hepáticas produce acumulación de pigmentos biliares en la piel, lo que da nombre a la enfermedad. La muerte suele ocurrir entre el cuarto y octavo día desde el inicio.

En los casos de recuperación espontánea, la convalecencia es corta, aunque la ictericia puede persistir durante algún tiempo. La enfermedad nunca es reincidente, dado que la primo-infección genera inmunidad permanente.

Vacuna contra la fiebre amarilla

La fiebre amarilla se puede prevenir con la vacuna de virus atenuado de fiebre amarilla, cepa 17D, que se considera eficaz y segura.

Se ha utilizado desde hace más de 60 años para la inmunización activa de niños y adultos contra la infección por el virus de la fiebre amarilla. En Venezuela su aplicación es de carácter gratuito.