Los gobiernos deben aprovechar el potencial de las diásporas

217
Foto: referencial.

Tomás Páez, coordinador del Observatorio de la Diáspora Venezolana, expresó que los gobiernos del mundo deben aprovechar el potencial de las diásporas porque no hay “zanja, muro o papel burocrático” que impida el proceso migratorio.

Este jueves 4 de agosto Páez concedió una entrevista al programa De Primera Mano de Radio Fe y Alegría Noticias, en la que dijo que las diásporas son parte de la solución porque contribuye con el mejoramiento de la productividad.

Afirmó que Colombia es una referencia mundial de cómo hacer política migratoria, ya que ha recibido a 2.500.000 venezolanos, según las estadísticas del Instituto de Colombia, que supera los datos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados que estima que ese país acogió a 800.000 venezolanos.

“Esa diáspora cuando se toma ese ‘tintico’ en Colombia o se come un pan con mortadela lo que hace es agregar demanda, porque cuando uno multiplica 2.500.000 de tinticos diario o 2.500.000 de sanduches, hay que producir ese pan, la mortadela, el café y eso genera dinamismo en la frontera”, explicó.

Agregó que las personas que integran las diásporas no solo trabajan, sino que invierten, emprenden y que no se limita a la dimensión económica “es también la cultural, es agregar diversidad, agregar nuevos valores”.

El coordinador del Observatorio de la Diáspora Venezolana que como contraste existe las políticas centradas en las visas que impiden aprovechar el capital humano de las migraciones.

“Las diásporas en el mundo representan el 3.6% de la población y el 10% de Producto Global Bruto”, dijo.

Añadió que alrededor de la política de visas se generan las industrias de trata de niños y niñas, de mujeres y el narcotráfico.