Más de un millón de barriles de gasolina para Venezuela cargaban tanqueros iraníes retenidos por EEUU

Foto: Marine Traficc

Este jueves 13 de agosto el periódico estadounidense The Wall Street Journal publicó que funcionarios de ese país le habrían revelado que el gobierno de los Estados Unidos logró incautar cuatro tanqueros iraníes en alta mar, cuyo destino final era Venezuela.

Según el reportaje los barcos venían cargados con 1.163.208 barriles de gasolina para nuestro país, violando las sanciones estadounidenses que se han impuesto contra ambos países aliados.

“Los cuatro barcos, llamados Luna, Pandi, Bering y Bella, fueron capturados en alta mar en los últimos días y ahora se encuentran en ruta a Houston”, dijeron los funcionarios.

Se espera que los altos funcionarios de la administración de justicia de USA se reúnan con los petroleros en un evento programado para marcar el atraque final.

La retención, y posterior enrutamiento, según el periódico, fue posible gracias a una denuncia de decomiso civil presentada por los fiscales estadounidenses en julio, que inicialmente tenía como objetivo incautar los petroleros iraníes con destino a Venezuela, pero también abarcaba envíos futuros a otros lugares.

Los tanqueros Bering y el Bella navegaban en Cabo Verde en el momento en que Estados Unidos presentó la denuncia.

Mientras tanto, el Luna y el Pandi emitieron la última señal de radar desde las aguas de Omán hace un mes.

Aunque una de las fuentes consultadas por WSJ no dio detalles de la incautación, comentó que los cuatro barcos fueron tomados sin uso de la fuerza militar.

Lo que supuestamente traerían

Según lo publicado, el cargamento se distribuye así: aproximadamente 302.502 barriles de gasolina iraní a bordo del Bella; 302.522 barriles en el Bering; aproximadamente 259.700 a bordo del Luna y unos 298.484 barriles de gasolina iraní dentro del Pandi.

Hace un mes, el juez de distrito de los Estados Unidos, James E. Boasberg, emitió una orden para incautar toda la gasolina iraní en estos cuatro buques, basándose en una causa probable que demuestre la incautación.

El 22 de mayo Venezuela recibió más de 1.500.000 barriles de combustible traídos desde el país persa en 5 buques petroleros para paliar la severa crisis que se registraba en el país debido a la escasez de gasolina y a la imposibilidad de reactivar las principales refinerías venezolanas.

Desde finales de julio la falta de combustible reapareció de nuevo en todos los estados del territorio nacional pese a que desde principios del mes de junio el mismo presidente de la república Nicolás Maduro había prometido que había llegado gasolina para todos los venezolanos.

Este miércoles 12 de agosto un nuevo accidente se presentó en la refinería de El Palito, Carabobo, cuando sus trabajadores intentan poner a funcionar la planta catalítica y de destilación. Un proceso necesario para producir gasolina.

Por su parte, el dirigente sindical del sector petrolero Iván Freites declaró a Radio Fe y Alegría Noticias que de solventarse algunas averías en las plantas refinadoras del país “pudiera haber un poquito de gasolina para el mes de setiembre”.

Sin embargo, el embajador de Irán en Venezuela, Hojat Soltani, desmintió la información de los medios estadounidenses al señalar que los barcos ni tienen bandera iraní ni su país es su dueño.