Médicos Unidos de Venezuela rechaza el “prototipo cubano Abdala”

Foto: El Nacional

La ONG Médicos Unidos de Venezuela rechazó el arribo del “prototipo cubano Abdala”, un factor biológico que cataloga como “candidata a vacuna”, y sobre este principio, sostiene que el fármaco no es una vacuna que pueda ser utilizado contra el Coronavirus, tal cual como ha anunciado el ejecutivo nacional.

La organización no gubernamental argumenta que sobre la candidata a vacuna Abdala no existe un estudio científico que certifique su efectividad o sus efectos secundarios.

Cuestionan que el producto haya sido autorizado para su venta en tiempo récord, sin cumplir los parámetros científicos. Además, presumen que la fase clínica I y II, se ejecutó en Cuba, lo que es una clara muestra de la duda de que ambas fases hayan sido cumplidas a cabalidad.

Sobre los estudios científicos que deberían respaldar la efectividad de la “candidata a vacuna Abdala”, Médicos Unidos de Venezuela asegura que no existe una publicación de carácter científico, y solo se halló una publicación que asegura que el biológico tiene un 92% de efectividad, pero en un diario oficial del gobierno de Cuba como Granma.

“Este es un producto de ensayo clínico tal como reza la caja de presentación del producto biológico. En este sentido, reiteramos que para el uso de productos en fases experimentales se requiere autorización mediante consentimiento informado de quienes recibirán el producto conociendo sus beneficios y riesgos”, advierte la organización en un comunicado.

Ante este escenario, piden a las autoridades venezolanas proceder de acuerdo con las “aseveraciones” contenidas en la “Declaración de Helsinki de la Asociación Médica Mundial para la investigación médica en seres humanos, la Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos de la Unesco, y el Pacto de San José sobre Derechos Humanos”.

También recurren al artículo 43 de la constitución venezolana que estipula lo siguiente: “Ninguna persona será sometida sin su libre consentimiento, a experimentos científicos y a exámenes médicos o de laboratorio, excepto cuando se encontrare en peligro su vida o por otras circunstancias que determine la ley”.

Médicos Unidos de Venezuela denunció que el “biológico” de origen cubano no cuenta con la autorización de la Organización Mundial de la Salud, y el ente regulador cubano tampoco ha solicitado esta autorización ante la OMS.

Reiteró que es importante que en la población venezolana sea aplicada una vacuna de comprobada eficacia.

Este sábado 26 de junio el gobierno comenzó con una jornada de inmunización de 30 mil dosis de la Abdala en el complejo habitacional de Fuerte Tiuna en Caracas.