Mérida pasó, en promedio, más de 40 días sin luz en el primer semestre

De acuerdo con un monitoreo llevado a cabo por la Asociación Civil Promoción Educación y Defensa en Derechos Humanos, Promedehum, levantó un informe sobre la cantidad de horas que estuvo el estado Mérida a oscuras los seis primeros meses del año.

Los resultados dejan una evidente oscurana: fueron más de 40 días que los merideños estuvieron sin el servicio eléctrico.

El promedio de horas sin electricidad durante el mes de marzo fue de 99 horas, que para abril se duplicaron hasta llegar a 201 horas.

Sin embargo, con el paso del tiempo, la evolución de la pandemia por la COVID-19 y la extensión de la cuarentena social en el país, la situación eléctrica en Mérida solo se agravó aún más.

Así llegó mayo, mes en el que algunos sectores estuvieron 330 horas sin electricidad, lo que equivale a 15 días.

A pesar de la situación, el mes de junio representó una leve mejoría, de acuerdo a los cálculos de Promedehum, pues el número de horas sin electricidad bajó a 188.

Según las cifras de su reporte, el municipio Rangel estuvo 201 sin el servicio, seguido de Pueblo Llano y Cardenal Quinero que estuvieron 169 horas.

La capital afectada

Promedehum hizo un monitoreo especial en el municipio Liberador del estado Mérida y contabilizó más de 187 horas sin electricidad para la parroquia JJ Rodríguez Osuna.

Le siguieron El Rincón y Mariano Picón Salas con 180 horas y 150 horas respectivamente.

Los sectores más afectados fueron Santa Juana, en la parroquia Domingo Peña, y La Joya, en Arias, que estuvieron sin electricidad durante 207 horas y 219 horas respectivamente.

Los cortes en junio disminuyeron un 43% con relación a los de mayo, según las cifra que levantó la organización. De acuerdo con las declaraciones que registraron del ingeniero electricista Pedro Mora, esto se debería a la puesta en funcionamiento de la Central Hidroeléctrica Fabricio Ojeda el 8 de junio, la cual aportó 219 megavatios a la región andina.

Estos, sumados a los 47 megavatios que genera la Central Hidroeléctrica San Agatón, habrían permitido una leve mejoría pero según Mora, la recuperación del sistema eléctrico “no será muy duradera”.

Pero precisamente el pasado 5 de julio, representantes del Partido Socialista Unido de Venezuela informaron la salida de funcionamiento de la Central Fabricio Ojeda, por lo que se esperan nuevamente prolongados cortes eléctricos para la entidad.

Promedehum hizo público su informe Mérida se Apaga, que recoge todas las cifras del primer semestre de este año y está disponible haciendo click aquí.