La migración por la selva del Darién “no lo va a detener nadie”

344
la selva del Dairén
La peligrosa selva del Darién. Foto: AFP / Raúl Arboleda.

La peligrosa selva del Darién sigue siendo una opción para los migrantes. La hambruna en casa y el deseo de una mejor calidad de vida empuja a una buena parte de la población venezolana a adentrarse a todo riesgo por la temida selva entre Panamá y Colombia.

Lamentablemente va escalando la cantidad de personas que a diario cruzan el Darién. Para el coordinador del Servicio a Migrantes de Fe y Alegría en Panamá, Elías Andrés Cornejo, esto “no lo va detener nadie”, porque a pesar del peligro “la gente va a migrar”.

El coordinador dijo en entrevista para el programa De Primera Mano, de Radio Fe y Alegría Noticias, que la migración por la selva del Darién se incrementó exponencialmente desde 2021.

“A partir del año 2021, con el cierre de las fronteras por la pandemia, empieza una marea de población ya vulnerable. Sobre todo población haitiana, que empieza a emigrar de Suramérica dada las condiciones difíciles que estaban llevando”, dijo.

Precisó que para este año 2022 han cruzado 14 veces más migrantes de Venezuela que el año pasado. “Esto se disparó entre enero y febrero”, comentó.

Se estima que al mes de junio entraron al Darién, al menos, 28.079 personas de nacionalidad venezolana.

“La población venezolana era muy poca hasta diciembre del año pasado. Si uno hace las comparaciones es impresionante”, expresó. “Solo en el mes de mayo, 9.844 personas de nacionalidad venezolana entraron a Panamá a través del Darien. En junio, 11.359″.

Migración juvenil

Lo que más le preocupa a Cornejo es que se está observando que la mayoría de las personas que cruzan la selva son jóvenes de entre 18 y 25 años.

“Es muy dramático lo que está pasando la población migrante que está pasando por el Darien. Según las tendencias de Unicef, para este año serán 160.000 personas entrando por el Darien. Y de esa (estadística), cerca de 7.000 van a ser menores de edad”, dijo al respecto.

La migración en América Latina y el Caribe aumenta cada semana. Según las estimaciones de Unicef, para finales de este año, más de 3.500.000 niños, niñas y adolescentes se verán afectados por los flujos migratorios.

Algunos niños son dejados en su país con algún familiar mientras su mamá o papá migra en busca de mejorar su situación socieconómica. Otros niños se tienen que enfrentar a la dura batalla de los caminos irregulares para llegar al país del sueño americano. Son pocos los menores que tienen el privilegio de migrar en avión.

La realidad es compleja para quienes se van con sus hijos por caminos altamente peligrosos. El Darién no es el único camino en el que se pone en riesgo la vida. De hecho, así lo manifestó Cornejo.

Indicó que considera dramático y de gran riesgo cruzar la selva del Darién con niños. “Esto es lo más dramático porque el promedio de edad ha descendido drásticamente”.

Las personas para llegar a Estados Unidos deben pasar por ríos, pantanos y hasta zonas rojas de la mafia entre los distintos países previamente para luego jugarse la vida en la corriente crecida del Río Bravo, que permite cruzar de México al deseado país del norte.

¿Quiénes cruzan el Darién y por qué?

El entrevistado afirmó que cambió el perfil migratorio. Antes solía irse una persona por familia venezolana. Ahora, los venezolanos están haciendo migración comunal: se van en grupos familiares o en grupo de vecinos y amigos del barrio.

“También cuando vienen en grupos familiares traen hasta las mascotas. Es una forma importante de decir estamos dejando todo, no hay retorno en su imaginario”, indicó el coordinador del Servicio a Migrantes de Fe y Alegría en Panamá.

Afirmó que esta realidad no es nueva. El flujo migratorio por la zona del Darién lleva más de 12 años dándose, apuntó. Sobre las razones dijo que hay tres principalmente, pero todas se mueven por la motivación psicoemocional, la cual dijo es más grande que la razón socioeconómica.

El deseo de vivir mejor y vivir bien. Dejas tu casa que es tuya, dejas tu tierra y lo haces porque quieres algo mejor: que tus hijos o familia viva mejores condiciones.

“Uno se pregunta… ¿en Estados unidos vas a alquilar y vivir en condiciones mientras te estabilizas?. Se cree que en Estados Unidos todas las cosas son mejores, (pero) después, en algunos casos, Estados Unidos se convierte en algo peor que el mismo tapón del Darien”, destacó.

“Si hay casos de éxitos de gente que llega y tiene opciones, pero no es tan fácil”, agregó.

Escucha la entrevista completa: