Murió niño con COVID-19 en Lara

Foto: cortesía

El pequeño, de 3 años de edad, tenía co-morbilidades de base que se acentuaron en los últimos días. Padecía de hidrocefalia y murió por una subida de presión en el cerebro.

Un niño de 3 años de edad, natural de la ciudad de Carora, en el municipio Torres del estado Lara, estuvo las últimas semanas hospitalizado en el pediátrico Agustín Zubillaga de Barquisimeto.

Luego de haber dado positivo para COVID-19, las autoridades lo mantuvieron allí recluido a fin de hacerle seguimiento al caso pero murió la noche de este domingo 31 de mayo.

La información la ofreció la gobernadora de Lara, Carmen Meléndez, durante su acostumbrado reporte diario en el que destacó que «nosotros estábamos contentos porque ya se había recuperado por el COVID-19».

Indicó que la muestra de este pequeño «estaba en los que se enviaron antier (sábado) para Caracas porque ya había salido negativo en las pruebas».

Por su parte, la Autoridad Única en Salud de la entidad, Javier Cabrera, explicó que al pequeño la atendían sus condiciones desde los 11 meses de edad a través del Seguro Social.

«Había cursado procesos infecciosos en múltiples ocasiones en el municipio Torres pero había recibido su tratamiento», agregó.

Hoy estaban esperando el resultado del seriado para finalmente declararlo sin COVID-19. «Ya había salido de la fase crítica pero presentó cambios en su estado neurológico, hizo una disfunsión valvular», dijo.

A pesar de haber recibido toda la atención por parte del equipo de cirujanos, Cabrera aseguró que murió por hipertensión endocraniana y problemas del área neuroquirúrgica.

Meléndez aseguró que será confirmado en el parte de este lunes del gobierno nacional.

Con él, Lara suma 2 fallecidos de pacientes con COVID-19 y de no confirmarse otra muerte en el resto del país, sería el número 15 a escala nacional.

Otra niña da positivo

Sumado a esta lamentable muerte, Carmen Meléndez informó que confirmaron un nuevo caso de COVID-19 en la entidad.

Se trata de una niña de 5 años quien regresó junto con su familia de Bucaramanga, Colombia el pasado 14 de mayo. El ingreso lo hicieron por el estado Táchira donde cumplieron con una cuarentena y luego fueron trasladados a Lara.

Ya estando allí, mientras cumplían otro lapso de cuarentena, recibieron sus resultados positivos. Está asintomática y se encuentra en el hospital centinela de Sarare, municipo Simón Planas.

Con ella, Lara llega a 39 casos de COVID-19, de los cuales, 7 están recuperados, 30 activos y 2 fallecidos.

19 del total son hombres y 20 son mujeres.