Obispos también están preocupados por decisión que afecta a la educación católica

Archivo

La Conferencia Episcopal Venezolana también se pronunció sobre los recientes cambios para los pagos al personal de las instituciones educativas afiliadas a la AVEC mostrando su preocupación ante lo que han llamado una decisión unilateral por parte del gobierno que lesiona el derecho a la educación.

Los obispos venezolanos congregados en esta instancia de la Iglesia han dicho que la situación es preocupante porque el cambio de la forma de pago salarial afecta gravemente la articulación de las actividades administrativas de los centros educativos que,  como empleadores, son responsables de realizar las contrataciones de personal, ejecutar cambios de cargos, tramitar las solicitudes de jubilaciones, definir las cargas horarias de acuerdo al plan de estudios, controlar la asistencia, verificar los reposos y  además, cumplir con las obligaciones y aportes patronales del personal,  tales como el Seguro Social, Política Habitacional, aporte de Prestaciones Sociales, entre otros.

De hecho, dice el comunicado «para la asociación católica, todas estas acciones difícilmente se podrán realizar con eficiencia si se dispersa la fuente de recursos entre la institución, el personal y el Estado».

En ese sentido, también en línea con la posición que ha asumido Fe y Alegría y la misma AVEC a nivel nacional, la repentina modificación violenta, lamentablemente, la vigencia del convenio que existe desde 31 años firmado entre la Asociación y el Ministerio de Educación.

Dice la CEV que «el Convenio ha permitido al Estado cumplir con su irrenunciable deber garantizar el derecho a la educación establecido en la Constitución Nacional. Pero también ha sido beneficioso para las instituciones católicas inscritas en la AVEC , que han podido asegurar la realización de su misión educadora en los sectores populares y  avanzar en la experimentación pedagógica y educacional en contextos afectados por la pobreza».

Este martes luego de una reunión entre representantes de la educación católica y el Ministro de Educación Aristóbulo Istúriz, este último se comprometió a elevar estas observaciones a la Vicepresidencia de la República con la posibilidad de sostener una reunión con Delcy Rodríguez.