ONU y Unicef rechazaron la «inadmisible humillación» a migrantes en Chile

Incendio de las pertinencias de migrantes en Chile, Foto: Cortesía

Este sábado las Naciones Unidas y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) rechazaron las agresiones contra migrantes en Chile.

El relator especial sobre los derechos humanos de los Migrantes de las Naciones Unidas, Felipe González, calificó como «inadmisible humillación» la quema de las pertenencias de un grupo de migrantes alojados en el país austral.

Por su parte, la Unicef Chile expresó preocupación por los ataques xenófobos sufridos por familias migrantes, en su mayoría venezolanos.

«Unicef manifiesta su preocupación por la situación que están viviendo niños, niñas y adolescentes inmigrantes en Iquique y pide al Estado garantizar y proteger sus derechos, cumpliendo de esta manera con los tratados internacionales suscritos por el país», indicó el organismo de la ONU.

El ataque se confirió luego de una manifestación en Iquique, norte de Chile, en contra de la migración irregular al país.

«No más inmigración ilegal», «Chile es una república que se respeta»; así eran los escritos y cantos que enmarcaron la protesta donde asistieron alrededor de tres mil personas.

Esta manifestación iba notoriamente hacia los miles de inmigrantes venezolanos. De hecho, un grupo de los protestantes se dirigió a un pequeño campamento de migrantes venezolanos y en el lugar quemaron en una barricada las carpas, colchones, bolsos, cobijas, juguetes.

La iniciativa de la marcha se desprende luego de que el pasado viernes 24 de septiembre la policía chilena desalojara a cientos de migrantes indocumentados, la gran mayoría eran venezolanos que viven en situación de calle en la plaza de Iquique.

Repudian el ataque

Este hecho fue repudiado fuertemente por la comunidad de la red social Twitter. Usuarios indignados emitieron mensajes condenando toda acción que arremeta contra terceras personas por ser violatorio a los derechos humanos. Personalidades como Delsa Solorzano, Miguel Pizarro y activistas venezolanos enfatizaron su rechazo.

Según reportó la Radio BioBio, al menos 30 adultos y 7 niños quedaron damnificados.

«Será que los Chilenos no recuerdan, cuando la era de Pinochet, que bastantes chilenos llegaron a Venezuela», dijo un usuario en su cuenta.

«Es lamentable que otros saquen provecho de esto para delinquir. Los refugiados han existido históricamente y vaya que Venezuela recibió a muchos», escribió otra venezolana en Twitter.

«No se trata de ‘los iquiqueños’ se trata de Chile y un síntoma grave de deshumanización que nos carcome», expresó Paula Narváez, ex ministra secretaria general del Gobierno de Chile.