Organismos internacionales están “consternados” por el asesinato de niño venezolano

35
Foto: Referencial

La Agencia de la ONU para los Refugiados, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) y Unicef lamentaron el asesinato del un niño venezolano frente a la costa sureste en Trinidad y Tobago por funcionarios de seguridad.

“Estamos profundamente entristecidos por esta tragedia y transmitimos nuestras más sinceras condolencias a la familia y a los seres queridos que lloran esta pérdida y deseamos una pronta recuperación a los heridos. Nadie en búsqueda de seguridad, protección y nuevas oportunidades debería perder la vida”, señaló Eduardo Stein, representante especial conjunto del Alto Comisionado de las Naciones Unidas y la OIM para los refugiados y migrantes venezolanos.

“Este incidente pone de manifiesto la difícil situación a la que se enfrentan las personas que se desplazan durante los desesperados y peligrosos viajes buscando seguridad”, indicó.

Los niños migrantes no deben morir

Para la directora regional de Unicef para América Latina y el Caribe, Jean Gough, este suceso le recuerda al mundo que los migrantes son de los grupos más vulnetables y no deberían repetirse casos similares como la muerte de un niño que buscaba junto a su familia una mejor calidad de vida.

“Ningún niño o niña migrante debería morir jamás, ya sea viajando con sus padres o solo. Ninguna madre quiere poner en riesgo la vida de sus hijos en un pequeño barco en alta mar, a menos que no tenga otra opción”, dijo la directora regional de Unicef.

“Dos de cada tres venezolanos en movimiento son mujeres y niños. Este trágico evento es un claro recordatorio de que ellos son los más vulnerables entre los vulnerables. Merecen especial atención, protección y seguridad, en cualquier lugar y en cualquier momento”, agregó Gough.

Exhortaron a proteger a los migrantes

Estos organismos internacionales enfatizaron que los Estados deben salvaguardar los derechos de todos los niños y niñas en su territorio, independientemente de su nacionalidad o estatus.

Asimismo, la Acnur, OIM, Acnudh y Unicef instaron a los gobiernos a implantar mecanismos que ayuden a proteger los derechos de las personas en movimiento, incluido el derecho a tener acceso a procedimientos de regularización y asilo adecuados.

El representante regional el Acnudh para Centroamérica y el Caribe de habla inglesa, Alberto Brunori, señaló que los países deben tomar para garantizar que se respete el derecho a la vida de las personas refugiadas y migrantes.

“Hacemos un llamado a las autoridades para que investiguen este incidente”, exclamó Brunori.