Papa Francisco llamó a Estados Unidos a “la responsabilidad y a la reconciliación nacional”

Foto: referencial.

El papa Francisco llamó este domingo a Estados Unidos a “promover la reconciliación nacional, serenar los ánimos y tutelar los valores democráticos radicados en su sociedad”, al referirse al asalto al Capitolio del miércoles pasado después de la tradicional oración mariana del Ángelus.

“Dirijo un afectuoso saludo al pueblo de Estados Unidos, sacudido por el reciente asalto al Congreso. Rezo por aquellos que han perdido la vida, cinco. La han perdido en esos dramáticos momentos”, lamentó.

“Reitero que la violencia es autodestructiva, siempre. Nada se gana con la violencia y mucho se pierde”, agregó, hablando desde la Biblioteca del Palacio Apostólico y no desde la ventana de su despacho, debido a las restricciones por la pandemia.

Sin mencionar al presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, llamó luego a las autoridades del Estado y a la entera población a “mantener un alto sentido de responsabilidad, con el fin de serenar los ánimos, promover la reconciliación nacional y tutelar los valores democráticos radicados en la sociedad norteamericana”.

“Que la Virgen Inmaculada, patrona de los Estados Unidos, ayude a mantener viva la cultura del encuentro, la cultura del cuidado, como vías maestras para construir juntos el bien común; y que lo haga con todos los que habitan esa tierra”, pidió, finalmente.

Se vacunará la semana que viene

El líder de la Iglesia católica dijo el sábado 9 de enero que se vacunará contra la COVID-19 “la semana que viene” y expresó su sorpresa por el “negacionismo suicida” de quienes se oponen a la inoculación para frenar el avance de la pandemia. Las declaraciones se conocieron gracias a un adelanto de una entrevista que el religioso dio a la cadena Canale 5.

“La semana que viene empezaremos a hacerlo (vacunarse), ya tengo mi cita”, dijo Jorge Mario Bergoglio. “Hay que hacerlo”, insistió el pontífice argentino, para quien “hay un negacionismo suicida que no consigo explicar”. “Creo que desde el punto de vista ético todo el mundo debe vacunarse, porque no solamente pones en peligro tu salud, tu vida, sino también las de los otros”, explicó en esa entrevista.

Previsiblemente, el papa será inyectado con el preparado de Pfizer-BioNTech, el único que ha sido aprobado en la Unión Europea hasta la fecha, y cuyas dosis ya llegaron a Roma. “Cuando yo era chico, me acuerdo de la epidemia de la poliomielitis, a causa de la cual muchos niños quedaron paralizados y todo el mundo esperaba ansiosamente una vacuna (…) Cuando llegó la vacuna la daban con azúcar”, recordó Francisco.

El médico personal del papa Francisco, Fabrizzio Socorsi, murió por complicaciones debidas al COVID-19 informaron el sábado medios vaticanos.

Soccorsi, de 78 años, estaba ingresado en el hospital Gemelli por una patología oncológica y había sido elegido como médico personal por Francisco en 2015, cuando era consultor de la Dirección de Sanidad e Higiene del Vaticano y director emérito de Hepatología del Hospital San Camilo de Roma.