Porque el futuro no puede esperar: Educación de Personas Jóvenes y Adultas

131
Educación de jóvenes y adultos
Foto: Equipo Plataforma en Marruecos.

Es la primera vez que se realiza la convocatoria de la Conferencia Internacional de Educación de Adultos (CONFINTEA VII) en un país árabe – africano, Marruecos, dando cita a más de 300 representantes de Estados para el ámbito educativo, así como integrantes de organizaciones de la sociedad civil.

Como resultado se espera consensuar el Marco de Acción de Marrakech, que definirá las acciones y compromisos para los próximos 12 años en cuanto a la Educación de Personas Jóvenes y Adultas.

El primer del día de la CONFINTEA contó con discursos de inauguración y apertura por parte del Jefe de Gobierno de Marruecos, Aziz Akhannouch, seguido de las palabras de bienvenida de Audrey Azoulay quien como Directora General de la UNESCO subrayó que hubo retrocesos en el caso de comunidades rurales y campesinas en dos tercios de los países considerados en el informe.

Para respetar la ruta de trabajo se eligieron representantes de las mesas de trabajo, presidida por Marruecos, y acompañada por Alemania, Serbia, Venezuela, Islas Salomón y Gabón.

Informe Global sobre el Aprendizaje y Educación de Adultos refleja divergencias en el financiamiento

El informe Global conocido por sus siglas en inglés GRALE, tiene su quinta edición y ha sido socializada en este primer día de la CONFINTEA. El informe monitorea hasta qué puntos los Estados implementan los compromisos internacionales con respecto al aprendizaje y la educación de personas jóvenes y adultas.

Los resultados oficiales provienen de encuestas a los países, análisis de políticas y estudios de casos con la esperanza que sirva de insumo para la toma de decisiones de las personas responsables de la formulación de políticas a fin de ofrecer recomendaciones sólidas y ejemplos de buenas prácticas.

El Quinto Informe Global sobre Aprendizaje y Educación de Adultos (GRALE 5) señala la necesidad de reforzar compromisos para lograr el financiamiento suficiente para aproximarse al cumplimiento pleno del derecho a la educación y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Existe una gran divergencia en términos de financiación pública dedicada al aprendizaje y la educación de adultos, se afirma que 22 de 146 países consideran apenas el 4 % o más de fondos público en educación para el aprendizaje y la educación de personas adultas, y 28 contemplan menos del 0,4 %. La síntesis del informe está disponible en inglés.

La pandemia de COVID-19 profundizó las desigualdades estructurales agravadas con el insuficiente presupuesto destinado a la educación, y en especial a la destinada a personas jóvenes y adultas.

El informe muestra que debe priorizarse la inclusión de grupos desfavorecidos y vulnerables, como la participación de mujeres, indígenas, poblaciones rurales, migrantes, personas adultas mayores, con discapacidad o personas privadas de libertad.

Alrededor del 60% de los países informaron de que no había mejorado la participación de las personas con discapacidad, migrantes o privadas de libertad.

El 24% de los países informó que la participación de las poblaciones rurales disminuyó. En 159 países, disminuyó en el 24% con la atención de personas adultas mayores.

En el 23% de los países menos del 1% de las personas jóvenes y adultas de 15 años o más participan en programas de educación y aprendizaje, en América Latina y el Caribe esta cifra se reduce a sólo el 16%.

En el informe también se indica que cerca de tres cuartas partes (74%) de los países desarrollan o aplican políticas en relación con la educación para la ciudadanía.

Foro de la sociedad: por un mayor compromiso con la educación de jóvenes y adultos

Durante el martes 14 de junio se convocaron 3 Foros, a saber, de Juventud, de Sector Privado y de Sociedad Civil. Este último realizó las Recomendaciones al Comité de Redacción de CONFINTEA VII sobre el Borrador Cero del Marco de Acción de Marrakech (MFA).

Las organizaciones de sociedad civil gracias a la convocatoria del Consejo Internacional de Educación de Adultos (ICAE) resumieron los aportes de la siguiente manera:

  1. Fortalecer el compromiso para el Financiamiento ALE en sintonía con los contextos de los países.
  2. Ampliar los esfuerzos para la implementación de políticas de alfabetización.
  3. Fortalecer el apoyo a los docentes y educadores de AEA como elemento central para garantizar un AEA de calidad.
  4. Incorporar las voces de los estudiantes en la planificación, el diseño y la implementación de políticas y programas de AEA.

Como producto del trabajo y debate en el Foro de Sociedad Civil, Helen Dabu, Secretaria General de la Asociación de Asia y el Pacífico Sur para la Educación (ASPBAE) presentó en la jornada oficial el documento La defensa estratégica de las Organizaciones de la Sociedad Civil en demanda del Marco de Acción de Marrakech (MFA).

Manifiesto de la Sociedad Civil Global 2022

La participación de la sociedad civil consideró las diversas miradas de las organizaciones convocadas de forma presencial y virtual para acordar un posicionamiento que se socializa en el marco de la CONFINTEA, titulado Aprendizaje y educación de adultos: porque el futuro no puede esperar.

La posición señala que “El Aprendizaje y la Educación de Adultos (AEA) es un derecho humano fundamental de todos los jóvenes, adultos y mayores. Se trata de algo más que de permitirnos responder a las crisis: se trata de sentar las bases para una comprensión común de la vida en armonía con otras personas y formas de vida en nuestro hábitat común, el planeta Tierra. 

Esto implica comprender y luego abordar las cuestiones sistémicas, las desigualdades estructurales, los problemas globales y las cuestiones de poder, de forma permanente”.

Cobertura conjunta Plataforma EPJA: María Cianci Bastidas, ALER.