Protestaron frente a la embajada de Trinidad y Tobago por el bebé fallecido

16
Personas protestan en Caracas exigiendo justicia por el niño fallecido en aguas de Trinidad y Tobago. Foto: Cortesía de Voluntad Popular

Un grupo de personas se concentró frente a la sede de la embajada de Trinidad y Tobago, en Caracas, para protestar en reclamo de justicia por la muerte del bebé venezolano que murió a causa de disparos que hizo la Guardia Costera a la embarcación donde viajaba junto a su mamá.

“Ser venezolano no es un delito”, escribieron los protestantes en las pancartas alzadas. En uno de los carteles se podían leer la frase: “son dos los asesinos, quien disparó y quien obligó a arrojarse al mar buscando oportunidades”.

Durante el desarrollo de la manifestación se colocó el audio de Darielvis Sarabia, madre del niño de un año fallecido, cuando relató los hechos en el momento en el que estaba en la embarcación y la Guardia Costera de Trinidad y Tobago empezó a disparar.

El suceso ocurrió el pasado domingo 6 de febrero. Al parecer según apunta el gobierno de la isla, la Guardia Costera disparó en defensa propia. No obstante, este lunes, el Gobierno de Venezuela exhortó a las autoridades de Trinidad y Tobago a realizar una “investigación exhaustiva” para esclarecer la muerte del niño.

Por su parte, los organismos internacional lamentaron la tragedia y recordaron a los países que deben proteger a los migrantes de la región, especialmente a los niños, niñas, mujeres y otros grupos vulnerables.

“Ningún niño o niña migrante debería morir jamás, ya sea viajando con sus padres o solo. Ninguna madre quiere poner en riesgo la vida de sus hijos en un pequeño barco en alta mar, a menos que no tenga otra opción”, señaló la directora regional de Unicef para América Latina y el Caribe, Jean Gough.