¿Puede negarse Trinidad y Tobago a recibir de nuevo a Eldric Sella?

Desde el mismo momento de la fugaz pero significativa participación del venezolano Edric Sella en los Juegos Olímpicos de Tokio 2021 que terminó en derrota, Sella inició una nueva carrera por su futuro. No bastó con huir de Venezuela y superar todas las dificultades para cumplir su sueño de ser olímpico.

Después de caer sobre la lona, el mundo lo miró no por su derrota sino por su condición de refugiado y su gesto al finalizar el combate cuando una periodista le pidió unas palabras para Venezuela, y atinó a decir: “Disculpa”.

Este gesto rompió el frio de la derrota para dejar entrever la condición humana y el disgusto consigo por sentir que no le cumplió a Venezuela.

Ciertamente, Sella no llevó la bandera de Venezuela sino la de los refugiados, una delegación donde el único latinoamericano fue él.

Trinidad puede negarse

Hasta el 27 de julio, la ACNUR no ha informado sobre el nuevo país que pudiera acoger al venezolano, Eldric Sella, luego de participar en los Juegos Olímpicos.

El gobierno de Trinidad y Tobago se negó a permitir el retorno de Eldric Sella a su territorio.

En Trinidad y Tobago no existe una legislación que determine los procedimientos para este tipo de caso, incluso, la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), refiere lo siguiente: “En ausencia de legislación nacional, el ACNUR determina quién es un refugiado según la definición de refugiado en la Convención de 1951 sobre el Estatuto de los Refugiados y su propio mandato”.

Hay tres elementos puntuales que deben ser considerados y que Trinidad ha ignorado.

  1. Los solicitantes de asilo están protegidos contra el retorno forzoso a su país de origen: con el impedimento de Trinidad y Tobago para que Sella no ingrese a su territorio argumentando que su pasaporte no está vigente que las nuevas leyes migratorias exigen una visa, el gobierno de la isla está desconociendo este principio que según la Convención de 1951 sobre Estatutos de los Refugiados y su Protocolo de 1967.
  2. Principio de non-refoulement (no devolución): ninguno de los 149 Estados firmantes de la Convención de 1951 sobre Estatutos de los Refugiados y su Protocolo de 1967, pude devolver a una persona que haya expuesto “graves amenazas a su vida o su libertad”.
  3. De acuerdo con las condiciones de la Convención de 1951 sobre Estatutos de los Refugiados, Eldric Sella, no cumple con ninguna de las condiciones como para que el Estado que haya brindado asilo, y posteriormente refugio, cese este instrumento.

En las disposiciones generales del Capítulo I, artículo 1, sección C, apartado  3 enumeran las condiciones que pueden dar pie a un cese del refugio, y Eldric Sela no incumple ninguna:

  1. Si se ha acogido de nuevo, voluntariamente, a la protección del país de su nacionalidad.
  2. Si, habiendo perdido su nacionalidad, la ha recobrado voluntariamente.
  3. Si ha adquirido una nueva nacionalidad y disfruta de la protección del país de su nueva nacionalidad.
  4. Si voluntariamente se ha establecido de nuevo en el país que había abandonado o fuera del cual había permanecido por temor de ser perseguida.
  5. Si, por haber desaparecido las circunstancias en virtud de las cuales fue reconocida como refugiada, no puede continuar negándose a acogerse a la protección del país de su nacionalidad (…)
  6. Si se trata de una persona que no tiene nacionalidad y, por haber desaparecido las circunstancias en virtud de las cuales fue reconocida como refugiada, está en condiciones de regresar al país donde antes tenía su residencia habitual.

Según el ACNUR un ciudadano pierde la condición de «refugiado» cuando sale del país que le ha otorgado refugio sin permiso de las autoridades migratorias o sin el consentimiento del ACNUR, si esto ocurre se entiende que el ciudadano «perdió la condición de refugiado» de forma automática.

No es el caso de Sella, porque no salió de Trinidad y Tobago a escondidas, y por su fuera poco, su salida fue con el auspicio de ACNUR en su condición de atleta que formaba parte de la delegación del Equipo de Refugiados.

Ante la negativa del gobierno de Trinidad, el organismo se ha ofrecido para buscar un nuevo país de residencia para el deportista olímpico.