Refugiado venezolano Eldric Sella perdió su única pelea en Tokio

Foto: EFE

Eldric Sella, perdió en su primera y única pelea en los Juegos Olímpicos de Tokio 2021, y no portó la bandera tricolor de Venezuela pese a su nacionalidad, porque lo hizo como parte del Equipo Olímpico de Refugiados, y como el primer latinoamericano en hacerlo.

«Yo represento a Venezuela también», dijo Sella entre la emoción y la rabia tras sufrir un nocaut técnico con solo 67 segundos de combate ante el dominicano Euri Cedeño.

“Cuando no estoy tirando golpes me gusta escribir”. Basta con abrir el blog de Eldric Sella para leer la frase inicial de este párrafo, y de inmediato permite permear parte de la personalidad poco común de Eldric Sella. Es de los pocos atletas que tiene un blog muy bien estructurado y con una redacción limpia.

En su blog comparte sus experiencias, consejos, y algunas recomendaciones para quienes practican el boxeo.

El denominador común en los atletas novatos o profesionales no es precisamente hacer deporte y como hobby, escribir, y más aún si se trata de un boxeador. Parece una combinación ambigua, pero en el caso de Eldric Sella es una realidad el gusto por el boxeo y las letras.

Sella, es un boxeador venezolano que forma parte del universo de aquellos que han huido de la grave crisis humanitaria en Venezuela, y su destino fue la isla de Trinidad y Tobago.

Otro dato interesando es que Eldric Sella no viajó ilegal a Trinidad y Tobado porque en el 2018 formó parte de una delegación deportiva de boxeadores venezolanos a un evento en la isla, y una vez allí, aprovechó para pedir asilo.

Caracas, 23 de Enero

Nació en Caracas en el año 1997 y practica el boxeo desde los ocho años, en principio para defenderse las agresiones de otros niños, pero después el mismo destino lo llevó a ver el boxeo como una vía para llegar a una olimpiada. Allí comenzó el sueño.

En Caracas existe una zona popular denominada 23 de Enero, un sector sitiada por las historias de inseguridad, muertes y delincuencia desbordada que esconde la otra cara de esta misma sociedad que trabaja, produce, sueña, vive, es generosa, solidaria y que como Eldric Sella espera superar los escollos de la vida en un entorno como el 23 de Enero en Caracas.

Justo en el 23 de Enero nació Eldric Sella y  tras su temprano inicio en el boxeo, cuando cumplió los 18 años recibió un llamado a la selección nacional de esta disciplina, pero las dificultades económicas y las condiciones del país lo obligaron a retirarse del equipo nacional junto a otros pugilistas de su generación.

En Trinidad

Una vez en la isla de Trinidad y Tobago, Edric Sella, tuvo que realizar diversos trabajos igual que los más 24 mil migrantes venezolanos que ya están radicados en Trinidad.

«No hubo un día en el que no pensara en ir a los Juegos Olímpicos… en el que no pensara en el boxeo», explicó Sella en unas declaraciones difundidas por la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

«Cuando estaba mezclando concreto, pensaba en cómo eso me ayudaría en mi carrera de boxeo. Cuando estaba cortando césped, también pensaba en cómo ayudaría en el boxeo. Lo que sea que estuviera haciendo, siempre tenía en mente lo que quería hacer», aseguró.

La oportunidad

Mientras trabajaba como jornalero en Couva, una pequeña población cerca de Puerto España, siguió entrenando y haciéndose conocer como boxeador. Así fue invitado en varias ocasiones a esporádicas jornadas de boxeo donde solía ganar.

Un golpe de suerte que despertó nuevamente el sueño olímpico fue la medalla de plata que ganó en el Campeonato de la Asociación de Boxeo de Trinidad y Tobago, y esto logro lo hizo sentir que estaba para grandes retos.

Probó su suerte enviando varios correos electrónicos a la cuenta de Instagram del Equipo Olímpico de Refugiados.

Luego de varios correos, finalmente recibió una respuesta que lo animó mucho más y avivó la llama olímpica. Esta vez contaba con la aprobación de equipo y con ella, una beca por parte del Comité Olímpico Internacional (COI).

El 8 de junio el Comité Olímpico Internacional publicó la lista de los seleccionados, en entre ellos estaba el nombre de Eldric Sella.

Hasta este momento, el Equipo de Refugiados de los Juegos Olímpicos, solo había contado con la presencia de 39 miembros conformado por atletas de Siria, Sudán del Sur, Afganistán, República Democrática del Congo, y en esta edición de los Juegos Olímpicos de Tokio 2021, estuvo el venezolano Eldric Sella.