Rechazan protesta violenta en el Hospital Universitario de Los Andes

Foto: Jesús Quintero

La directora del Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes, Indira Briceño, rechazó que la protesta del sindicato de trabajadores contemple acciones que dañen al recinto de salud.

Briceño aseguró en rueda de prensa que no está en contra de la manifestación, la cual está consagrada en la ley, sin embargo, agregó que tal acción no puede ir a acompaña de daños a espacios físicos recuperados con el apoyo de organizaciones no gubernamentales.

“Queremos dejar claro que sus reclamos no tienen ninguna cabida por cuanto son personalizados para ellos como dirigentes sindicales. No han pedido reivindicaciones para los trabajadores”, acotó.

En cuanto a la petición de equipos de bioseguridad, Briceño dijo que el personal cuenta con ese material por parte de la gobernación, el protectorado político, el ministerio de salud, Unicef y fundaciones amigas del Hospital Universitario.

Precisó que durante esta semana se reportó “rayado de los vidrios de las panorámicas delas puertas, golpes a los escritorios de la recepción y a las puertas de madera de la dirección del hospital”.

Con relación a la llamada “bolsa de alimentación”, la directora indicó que ya se elevó a la gobernación y al protectorado de Mérida la solicitud, al tiempo que recordó que los empleados reciben este beneficio en sus respectivas comunidades.

“Se escapa de nuestras manos, sin embargo, se iba a hacer un cruce de data para saber quiénes se benefician”, aseguró.

Además, dijo que hace poco los residentes que recibieron apoyo para la comida por medio de organizaciones no gubernamentales que apadrinan a los trabajadores. Actualmente se benefician 80 de los 480 residentes del hospital.

En cuanto al servicio de combustible para el personal de salud, Briceño explicó que médicos, enfermeras, obreros y administrativos han sido beneficiados con cupos, sin embargo, el pasado domingo surtieron solo a 80 vehículos del personal esencial, destacando que en el centro de salud hacen vida más de 1.200 carros que deberían tener acceso al combustible.

“Semanalmente el hospital tiene 130 cupos para vehículos y 20 para motos. La mesa técnica de combustible exoneró a todas las instituciones en el pago del combustible de las ambulancias y plantas eléctricas ya que el hospital carece de presupuesto. Está pendiente la exoneración de los camiones que traen las hortalizas, carnes y demás alimentos”, indicó.