Recrudece conflicto en Bolivia por censo

151

Nuevos enfrentamientos y varios episodios de violencia han hecho que el conflicto en Bolivia se extienda a 12 días de protestas y paro.

Y es que el conflicto por el censo se recrudeció este martes 1 de noviembre con nuevos enfrentamientos entre sectores que respaldan y rechazan el paso de alimentos y combustibles en Santa Cruz, la mayor región y motor económico de Bolivia.

Todo inició cuando un grupo que respalda la huelga en Santa Cruz avanzó hasta un punto de bloqueo de sectores afines al Gobierno del presidente Luis Arce.

La tensión entre ambos bandos se extendió por más de dos horas en las que abundó la detonación de petardos de un lado y del otro.

Medios locales informaron que la policía tuvo que intervenir con gases lacrimógenos por varios minutos para dispersar a los dos grupos.

12 días de protestas

Santa Cruz lidera desde hace días las protestas para que el censo poblacional se realice en 2023 y sus datos se apliquen en 2025, año en el que están previstas las elecciones generales.

En tanto que el Gobierno sostiene que la encuesta nacional debe hacerse en 2024 bajo el argumento de razones técnicas, la calidad de los datos y la necesidad de “despolitizar” el proceso.

El paro y el “cerco” han provocado el desabastecimiento de combustible además de la acumulación de basura en las calles de la ciudad junto a la escasez y encarecimiento de algunos alimentos.

Alerta presidencial

El presidente Luis Arce Catacora alertó este martes que Bolivia se encuentra amenazada por algunos actores que apuestan “por la confrontación y la violencia”, que hablan de “marchas a la federalización” atentando “contra la integridad nacional”

Por ello exigió a las Fuerzas Armadas a resguardar la estabilidad política y defender a “ultranza de la Constitución Política del Estado”.

A criterio del presidente, se “ponen en movimiento una estrategia para reeditar el golpe de Estado de 2019”.

Con información de EFE