Reportan fuga de gases en planta catalítica de El Palito

Cortesía

En horas de la tarde de este viernes 14 de agosto trabajadores de la refinería El Palito, ubicada en el estado Carabobo, reportaron una fuga de gases de alquitrán en las plantas de craqueo y catalítica del complejo que obligó a volver a paralizar sus operaciones.

Según usuarios residentes de la zona la fuga provocó la emisión de altas nubes de humo por lo que presumen que se registró un incendio dentro de la refinería.

Sin embargo, Eudis Girot, director ejecutivo de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv), aclaró que, por fortuna, no se había producido ningún incendio sino que “se produjo una fuga de gas luego de un intento por parte de la gerencia de la refinería de aumentar la producción de nafta catalítica y, a su vez, aumentar la capacidad de procesamiento de la planta”

Dijo que no se habían reportado lesionados en este siniestro pero sí advirtió que los trabajadores están en riesgo debido a las “condiciones muy inseguras” dentro de la instalación petrolera. “Están presionados por el gobierno, que intenta  producir gasolina a cuesta de lo que sea, poniendo en peligro la vida de los trabajadores”.

Girot reveló que el gerente de refinación de la planta Henry Morales sufrió una subida de tensión cuando se asustó al observar el accidente “y no había Captopril para colocarle debajo de la lengua”.

Éste sería el cuarto intento infructuoso, entre julio y lo que va de agosto, que se hace para reactivar la producción de combustible en esta refinería que se encuentra paralizada desde el año 2017.

Autoridades de PDVSA y del Ministerio del Petróleo no han tenido éxito en la producción interna de carburantes ante una evidente crisis que se visibiliza en todo el territorio nacional por la baja en los inventarios de la gasolina iraní que llegó a nuestro país el 23 de mayo.

Esas fugas, según ecologistas, sería el origen del derrame de hidrocarburo que este viernes 14 afecta, nuevamente, los frágiles ecosistemas del Golfo Triste y el Parque Nacional Morrocoy, en Falcón.

La semana pasada se produjeron otros accidentes petroleros que han puesto en jaque mate a los ecosistemas del Parque Nacional Morrocoy y de las costas de Carabobo y Falcón.