Reportan un bajón en la cifra de venezolanos que viajan a Colombia

373
Terminal
Foto referencial: Ana Barrera / Cortesía Crónica Uno.

Richard Parra, representante de la Cooperativa de Transporte de Guasdualito, estado Apure, aseguró que hay poca afluencia de pasajeros venezolanos en la frontera con Colombia porque las personas ya no están saliendo de Venezuela.

“La situación en el país está mejorando al parecer porque ya no hay personas trasladándose hacia la frontera, ni se están yendo a otros países”, opinó Parra a Radio Fe y Alegría Noticias.

“Incluso, nosotros estamos trayendo más gente desde la parroquia El Amparo hacia Guasdualito. Y allí parten a otro destino y hasta a otros estados del país”, dijo.

La localidad El Amparo, ubicada en el municipio Páez, se encuentra al occidente del estado Apure, entre la frontera con Colombia, a orillas del río Arauca. Es muy común que los venezolanos del Alto Apure que viajan hacia Colombia se trasladen por esta vía.

Parra refirió que la afluencia de pasajeros también está muy baja por los altos índices de casos de COVID-19.

Se acabó el trato preferencial para surtir combustible

El representante de la cooperativa de transporte indicó que los transportistas de Guasdualito y algunas zonas de Apure recibieron una orden directa de Caracas, la cual les quita el trato preferencial para surtir combustible.

“Ahora, tenemos que hacer cola para abastecernos de combustible por pico y placa. No era como antes que nosotros teníamos prioridad en el abastecimiento del combustible”, apuntó.

La semana pasada el sector transporte paralizó sus actividades como modo de protesta. Sin embargo, continuar con estos paros de las rutas del centro de Guasdualito no hace más que afectar a los usuarios, dijo.

“Hemos pasado informes. No debería ser así, nosotros deberíamos ser prioridad porque estamos transportando a la comunidad”.

“Estamos echando por pico y placa. Si nos toca una sola vez a la semana, solo podemos echar gasolina una vez a la semana”, sentenció.

Sin combustible subsidiado

Además, informó que los transportistas tienen prácticamente la gasolina subsidiada eliminada, pues hay problemas con las huellas y no pueden surtir sus vehículos.

Víctor Colmenar, miembro directivo de la empresa de Transporte Conductora del Pueblo, denunció esta misma irregularidad y aseguró que en las afueras de las estaciones de gasolina se concentran en grupo varios individuos que se dedican al “bachaqueo de las huellas”.

“Cualquiera puede observar a las personas recolectando huellas. Es una nueva modalidad de trabajo”, expresó Colmenar.

Reporte por Rómulo Zapata | Radio Fe y Alegría Noticias.