Richard Páez: Venezuela no puede ser sede de la Copa América

Archivo/Foto: Antena 2

El ex director técnico de la selección nacional de fútbol Richard Páez se mostró contrario a la posibilidad de que Venezuela pueda albergar los juegos de la Copa América que correspondía a Colombia, luego de que el país cafetero desistiera en su disposición de compartir la sede con Argentina.

Paéz aseguró en una entrevista concedida a Unión Radio que Venezuela no está en capacidad para convertirse en una de la sedes dada la coyuntura de emergencia sanitaria por COVID-19 que no ha sido atentida como de la forma más adecuada.

Esta realidad complicaría los problemas y las limitaciones serían colosales, según Richard Páez: «Venezuela está en pandemia, y la dificultad va a ser enorme», sentenció.

Otro impedimento que a juicio de Richard Paéz no suma a la disposición de Venezuela de albergar la Copa América es la crisis institucional que aún se cierne sobre la Federación Venezolana de Fútbol (FVF) ya que no se ha terminado el proceso para elegir a su directiva, y depende de una comisión de regularización, tras los escándalos de corrupción.

«Venezuela afronta un caos institucional en la FVF», dijo Paéz con relación a la crisis institucional dentro de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF).

Y justamente, a propósito de las declaraciones de Páez, la Comisión de Regularización anunció que las elecciones internas de la federación será el 28 de mayo.

Además de rechazar la disposición del gobierno de Maduro de albergar la Copa América 2021 en tres ciudades de Venezuela, también rechazó la intención de Argentina de convertirse en la única sede con un núcleo. Esta propuesta ha encontrado a sus propios detractores dentro de la Asociación Argentina de Fútbol (AFA).

De acuerdo con el documento publicado por el periodista deportivo Martín Liberman, el Ministro de Deporte de Venezuela, Pedro Infante, propone a Distrito Capital, Valencia y Mérida como sedes de la Copa América 2021 en caso de que la Conmebol acepte la propuesta del gobierno nacional.

Dirigentes de oposición y activistas de derechos humanos también han rechazado esta aspiración del gobierno central que dirige Nicolás Maduro.

Advierten que se trata de una postura incoherente cuando el país aún no cuenta con un debido plan de vacunación masiva contra la COVID-19 amén de que siendo insignificante el número de vacunas que han llegado.