Rusia admite que no puede satisfacer demanda internacional de su vacuna

Referencial

Dmitri Peskov, portavoz del gobierno ruso, declaró este jueves que su país no está en capacidad de satisfacer toda la demanda internacional de su vacuna Sputnik V y preferentemente están concentrados en cumplir con la propia.

El alto funcionario admitió que las peticiones de vacunas desde varios países “es tan alta que supera considerablemente las capacidades productivas”.

Confirmó que para el presidente de Rusia Vladimir Putin la vacunación de sus connacionales de “prioridad absoluta” y por tanto concentran la producción de las dosis para todo el país.

De acuerdo con el Fondo de Inversiones Directas de Rusia (FIDR), 27 países en Europa, América, Medio Oriente, África y Asia registraron oficialmente la Sputnik V. 

Peskov señaló al respecto que Rusia propuso a otras naciones producir la vacuna rusa, como es el caso de Argentina y Brasil en América Latina, y Serbia en Europa oriental.

Rusia también firmó contratos de producción para luego para exportar a terceros con China, India, Corea del Sur e Irán.

Este jueves 18 de febrero en Venezuela se dio inicio a una jornada selectiva de vacunación contra el Coronavirus justamente con 100 mil dosis de la vacuna rusa.

El presidente de la república confirmó este miércoles que el país habría cancelado 200 millones de dólares para 10 millones de dosis de la Sputnik V, cuyos nuevos cargamentos seguirían llegando en las próximas semanas.

Sin embargo, el líder opositor Juan Guaidó denunció un supuesto sobreprecio en la adquisición de estas vacunas ya que, según sus datos, en el mercado internacional cada dosis de la rusa se cotiza por debajo de los 10 dólares.

El político aseguró que de ser cierta la información aportada por Maduro, Venezuela habría pagado 20 dólares por cada dosis y se preguntaba quién se habrá quedado con la diferencia.