Según el gobierno más de 4 mil retornados han dado positivo de COVID-19

Referencial

El Ministro de Comunicación e Información Jorge Rodríguez reveló este domingo que hasta la fecha al país han reingresado más de 71 mil venezolanos en estos últimos 4 meses, de los cuales más de 4 mil han dado positivo de Coronavirus, lo que representa el 6 por ciento de los migrantes retornados.

La participación de Rodríguez se dio al momento en el que el presidente de la república Nicolás Maduro daba el parte correspondiente a este domingo 19 de julio.

Sobre esta información el primer mandatario nacional justificaba las acciones que han venido llevando a cabo en la frontera con Colombia, arreciando los controles legales y «vigilando mucho más los pasos ilegales o trochas».

Maduro mantuvo la tesis de que desde Colombia se contagia intencionalmente a los venezolanos que deseen a retronar a su país «para contaminarnos a todos en Venezuela».

Por esta razón avaló una vez más la campaña que inició esta semana para «ubicar a los trocheros, perseguirlos y detenerlos para no nos sigan haciendo daño».

Sin embargo, no diferenció a quienes realmente se le refiere con este término con respecto a los migrantes retornados.

En un tono algo molesto refutó los cuestionamientos que ha recibido sobre las maneras que ha tenido el gobierno para tratar a quienes han regresado.

Confesó que “hay que ver lo que es pagar los pasajes de autobús, en avión, full cómodo. Vamos a decir la verdad, ante esta critica injusta. Los trocheros han contaminado ciudades enteras (…). Más de 800 han sido localizados por sus comunidades”, aseguró.

Solicitó «disculpas» por llamar «trocheros» a los migrantes que retornan

Minutos antes aprovechó el momento del boletín informativo por los casos de COVID-19 de este domingo 19 de julio para referirse a la polémica reciente que ha visto envuelto al P. Numa Molina y la situación de los migrantes retornados que han ingresado por las llamadas «trochas».

El mandatario reaccionó a las críticas que ha recibido el sacerdote cuando a mediados de esta semana escribió en su cuenta de twitter que los venezolanos migrantes que han decidido regresar a su país por las vías ilegales son «bioterroritas infectados» y que supuestamente vendrían infectados de Coronavirus poniendo peligro no solo su vida sino la de sus familiares y vecinos.

Maduro criticaba al Superior Provincial de los jesuitas en Venezuela, Rafael Garrido, de ser intolerante hacia su «hermano».

Garrido emitió este jueves un comunicado en nombre de la Orden religiosa rechazando estas expresiones del religioso venezolano en contra de los migrantes.

De seguidas dijo que analizan todas las críticas que reciben y en ese sentido «solicito disculpas a quienes se hayan sentido ofendidos por alguna expresión que hayamos dicho..pero no ha sido nuestra intención».

Dijo «atajar las críticas» que sobre este tema se han levantado con una serie de controversias en el país sobre la campaña que desde el CEOFANB se ha desplegado para penalizar a quienes hayan entrado por los caminos irregulares, «invitando» a las personas a denunciar a aquellos de los cuales tengan noticias.

También respaldó al P. Numa Molina, de quien leyó parte del mensaje que compartió en la misa de este domingo 19 de julio en donde el prebistero pedía perdón a los venezolanos por sus expresiones y quienes han padecido los embates del retorno en deficientes condiciones por los pasos ilegales.

Molina aclaró en su homilía que no le pedía perdón a los «insensatos que someten la vida de los demás a un gran riesgo».