Aseguran que el servicio de agua potable opera a menos del 50%

7

El doctor José Norberto Bausson, exvicepresidente de operaciones de Hidrocapital, aseguró que la mitad de las bombas de las plantas de agua potable del país están averiadas.

Informó que eventos como el apagón nacional del lunes 22 de julio agravan aún más los problemas con el servicio de agua que vive toda la nación, pues los sistemas de bombeo dependen de la red eléctrica.

“Hay comunidades que ya reciben agua solamente una vez por semana o una vez por mes. Entonces cuando también hay una falla eléctrica, el problema se agudiza. Hay varias regiones que aún no cuentan con el servicio después del apagón del lunes”, dijo el experto.

Bausson señaló que el servicio de aguas está en una situación “precaria”, explicando que los acueductos han perdido más de la mitad de su capacidad de operación: “tenemos una capacidad instalada de 112 mil litros por segundo y en estos momentos no llegamos ni a los 60 mil litros por segundo en condiciones normales”, manifestó.

Explicó además que cada apagón empeora las cosas pues los equipos se dañan, lo que ocasiona más dificultades en la recuperación del sistema, “porque no tienes como incorporar suficiente agua a la red”. Lamentó, además que no existe talento humano con los conocimientos técnicos para comprender y brindar verdaderas soluciones a la situación, calificando a los responsables actuales de gestionar los servicios públicos de “voceros políticos”.

Sobre los anuncios de la ministra de aguas, Evelyn Vásquez, que garantizó el suministro de agua por cisterna a los hospitales durante el apagón, Bausson aseguró que no existen tales planes de contingencia en el país y que la mejor evidencia de eso se vivió el día 7 de marzo:

“No tiene plan. En el evento del 7 de marzo la mayoría de las ciudades venezolanas pasaron una semana sin ningún servicio de agua. Una catástrofe sanitaria, donde la gente tuvo que acudir a los sitios más increibles para tomar un poco de agua. Todos los sistemas de abastecimiento se han dañado y eso no ha cambiado para nada”, resaltó.

Agregó que considera imposible llevar a cabo un plan como el anunciado por la ministra. Puso como ejemplo al hospital clínico Caracas, asegurando que dicho centro de salud requeriría unas 200 cisternas diarias, cantidad que no es posible suministrar durante el día mediante camiones.