Somos periodistas, somos de Fe y Alegría

71
Radio Fe y Alegría Noticias

Cada 27 de junio, aún en medio de la gran crisis, los periodistas de Venezuela celebramos nuestro día. Es una fecha que se instituyó hace años para reconocer el trabajo, la trayectoria y el servicio de quienes ejercemos esta noble y muchas veces incomprendida profesión.

La inspiración del día proviene del recordatorio del primer número de El Correo del Orinoco que el Libertador Simón Bolívar hizo circular en 1818. Por eso cada 27 de junio centramos las reflexiones sobre este servicio social.

En esta oportunidad en la Red Nacional de Radio Fe y Alegría no queremos hacer sesudos análisis sobre los obstáculos, la censura, los hostigamientos, las persecuciones judiciales, los bajos ingresos que también padecemos los periodistas en el país.

Claro que no vamos a soslayar tampoco que los derechos a la libertad de expresión y de información cada día son más vulnerados en Venezuela. Y los periodistas también sufrimos con ello.

Pero para este 2022 nos propusimos contarnos, reconocernos, admirarnos y motivarnos entre nosotros mismos. Y es que de vez en cuando vale, y anima mucho, una palmadita en la espalda, una palabra de aliento, un elogio, entre los compañeros de camino y de misión.

Alguien me comentaba, y perdonen que personalice pero esto es de autoría propia, que es muy raro que en una fecha tan especial como ésta “hablemos de nosotros mismos”.

Y por supuesto que este gesto resulta extraño cuando a diario hablamos, conversamos, entrevistamos y reportamos lo que le pasa a los demás, a la gente sencilla y humilde, a los que muchas veces se quedan sin voz.

Hoy seguimos trabajando, informando, dando noticias pero en medio del trajín también compartimos las experiencias de varios de nuestros compañeros. Espero que disfruten estas historias de estos periodistas de Fe y Alegría, ratificando una vez más que somos y nos hacemos Con Todas Las Voces.

Adaybelice Figueroa (El Tigre, Anzoátegui)

Red para el crecimiento, la sensibilidad, madurez

“Mi experiencia dentro de la red nacional de Radio Fe y Alegría ha sido de crecimiento, de formación, de sensibilidad, madurez. Eso se da al conocer mediante el trabajo todas esas realidades que se viven dentro de las comunidades, el palpar todas esas necesidades que allí padecen y donde tú eres el instrumento para que sus voces sean escuchadas y se les pueda dar una solución a sus problemas. Ser periodista es tener una gran responsabilidad porque al manejar un micrófono, una cámara, una grabadora, un lápiz, puedes fomentar o una guerra o fortalecer la paz dentro de una localidad o de una nación. Y todos aquellos que formamos parte de esta red nacional tenemos la grata satisfacción de pertenecer a ella y donde hasta nos hemos hecho mejores personas”.

Alejandra Martínez (Ciudad Guayana)

“Me siento feliz de ser periodista”

“Para mi la red ha sido una escuela en la que me he formado en lo que es el nuevo periodismo. Un periodismo multiplataforma. Es escribir para la web, es escribir y reportar para radio la visión que debemos tener, la visión periodística para las redes sociales. En fin, ha sido una travesía por todos los medios posibles para que la noticia llegue más allá. Y es que se hace periodismo donde se termina el asfalto y comienzan tantas comunidades y gente que realmente necesita la información. Yo realmente me siento feliz de ser periodista para esta red, además de estar orgullosa de lo que logramos cada día como red y por demás honrada por todas las oportunidades y puertas que se me han abierto gracias a Fe y Alegría”.

Edwin Rodríguez (Caracas, Distrito Capital)

“Pertenecer a esta red es un privilegio”

Edwin Rodríguez

“Pertenecer a la red de Radio Fe y Alegría Noticias es un verdadero privilegio. Antes de llegar al Movimiento, alfabeticé con una cartilla llamada Abrebrecha.

Después me gané un premio de poesía en un programa llamado “Confluencias”. Pasó el tiempo y me hice vocero comunitario. Pero fue en el año 1996 cuando vi a unos compañeros de 1390 Caracas en un taller de educación popular y eso prácticamente me enganchó. Me hice maestro y me hice comunicador. Hoy la comunicación es un verdadero reto en un país convulsionado social y políticamente. Hay que seguir informando para los confundidos, para los desorientados, para los “nadies” de Galeano, para los empobrecidos de la tierra. El reto es informar para liberar. Entretener sin distraer y comunicar sin colonizar. Predicar la verdad aunque nos nieguen el permiso. Ser comunicador no es una patente de corzo ni mucho menos un ropaje de inmunidad. Es una oportunidad para contribuir a una sociedad más justa, más humana y más solidaria. ¡Feliz día gente buena!”.

Eira González (Guajira, Zulia)

Red que abre puertas

“Estoy en el municipio Guajira, al norte del estado Zulia. Para mi trabajar en esta red ha sido una experiencia muy bonita y sobre todo nos ha llenado mucho en cuanto a lo personal y a lo profesional. Trabajar en Radio Fe y Alegría nos ha abierto puertas nacionales e internacionales en la parte comunicacional y por supuesto que cada día cuando salimos, nos ponemos el chaleco, nos ponemos el carnet de Fe y Alegría, a cubrir esas pautas que nos llegan y cuando llegamos a esas comunidades nos llena mucho. Por supuesto estoy agradecida de cada una de las personas que nos ven y nos identifican como Fe y Alegría”.

Graciela Portillo (Maracaibo, Zulia)

Narrar un país con sus pro y contras

“Para mí, formar parte de este equipo ha significado narrar un país que sufre y padece por las injusticias. Eso me ha traducido en ser una periodista más sensible, más humana, más enfrascada en mostrar y que se escuchen las historias de cada persona más allá de las cifras. Pero no podemos transmitir solo dolor. También a la par he tenido esa convicción de narrar un país que se construye a mano alzada con un poder de resiliencia increíble que da ánimos y esperanzas, aún en la oscuridad. Esperanza que necesitan los que padecen injusticias. Y es por eso que somos tercos e insistimos en ser intermediadores. Desde mi rol como periodista ha sido siempre apostar a un periodismo de intermediación más allá de juzgar qué está bien y qué está mal sino que todos los actores de nuestra sociedad tengan acceso a esos micrófonos que brindamos con el objetivo de generar diálogo, ideas, planes, soluciones, y sobre todo el bien común. Para mi ser periodista es un servicio social, un servicio donde la gente espera escuchar y ser escuchados y escuchadas. Y es algo que con Fe y Alegría lo he sentido como una ganancia.

Héctor Cortez (Mérida)

Una experiencia única y especial”

“Comunicar por casi 20 años a través de Radio Fe y Alegría ha sido para mi una experiencia única y especial. Acompañar a la audiencia con sus denuncias, planteamientos, propuestas, ideas, inquietudes, me ha permitido crecer como persona y a nivel profesional. Creo que la misión de ser puente, de brindar ese aporte para ayudar, de una u otra manera, a resolver un problema o visibilizar alguna situación, es lo que más destaco de esta noble profesión que gracias al Movimiento Fe y Alegría he podido desarrollar a lo largo de este tiempo, acá en Mérida, en Los Andes venezolanos. Me siento muy orgulloso de formar parte de la gran familia de Fe y Alegría y que seamos siempre un medio que esté con Todas Las Voces”.

Javier Guaipo (Puerto La Cruz, Anzoátegui)

Experiencia positiva de contacto diario con la gente

Javier Guaipo

“Soy corresponsal de Radio Fe y Alegría Noticias en la zona norte del estado Anzoátegui  y considero que en los meses en que llevo formando parte del equipo la experiencia ha sido positiva ya que siempre es bueno ofrecer a la población un canal a través del cual pueda dar a conocer las denuncias o las situaciones, problemáticas que les aquejan en el día a día en las comunidades. Y sobre todo tener esa oportunidad de llevarlo a nivel nacional e incluso más allá de nuestras fronteras mediante la Red Nacional de Radio Fe y Alegría Noticias y la página web se da esa posibilidad de tener una solución más rápida o más pronta. A título personal también considero que ha sido una experiencia muy positiva ya que el contacto diario con la gente me ha permitido forjar mi carácter profesional además de que puedo adquirir herramientas que puedan ampliar mis habilidades”.

José Blanco (Caracas, Distrito Capital)

“Para conocer las verdades de los sectores más desfavorecidos”

José Blanco

“Ser integrante de la red informativa de Fe y Alegría me ha permitido conocer las verdades que viven los sectores más desfavorecidos. Somos los ese medio donde materializamos los hechos con sus demandas y sus afectados. Tratamos en lo posible de acercarnos a la verdad, una verdad que en nuestros días es cuestionada, donde la información se ve limitada, por la situación país. Así que vaya mis felicitaciones a todos los periodistas y comunicadores, trabajadores de prensa en su lucha diaria por comunicar lo que pasa en nuestro país, particularmente a aquellos que cuentan la realidad de los sectores de los trabajadores y populares”.

José Leonel Gutiérrez (El Nula, Apure)

“Periodista marcado hacia el servicio social”

José Leonel Gutiérrez

“Trabajar para Radio Fe y Alegría ha sido una experiencia importante. De venir del mundo del periodismo deportivo a trabajar con las comunidades de lleno y aprender a  ser otro tipo de periodista me ha llevado en estos 10 años y medio de trabajo a entender el valor importante que tiene el servicio del periodista hacia las comunidades, hacia la gente, hacia los más desfavorecidos, dándole cabida a todos los sectores, sociales, políticos, económicos no solo del Alto Apure, donde hago vida, sino de todo el territorio nacional. Es la gente que quiere un cambio para el país y que sigue creyendo en otro modelo de país. Es la gente que espera y siempre tiene la esperanza de ver un mundo mejor. El periodista de Radio Fe y Alegría está marcado hacia el servicio social, hacia los demás y siempre y dándole cabida a todos los sectores habidos y por haber, como dicen nuestro eslogan: con todas las voces”.

Juan Carlos Rosales (Guasdualito, Apure)

Compromiso de periodista intermediador

Juan Carlos Rosales

“Llegué a Fe y Alegría como productor de contenidos creativos. Luego pasé al área de servicios informativos donde me he vinculado a la conducción de espacios de información y de opinión. En este momento estoy al frente de Claro y Raspao que ha sido una experiencia gratificante y porque lo hacemos entre dos centros de producción combinando la tecnología y acortando distancias, haciendo magia en la radio para que dos compañeros estemos juntos.

Por medio de este espacio me ha permitido conocer otras realidades de muchas zonas de Venezuela donde a veces se conjugan, se comparten unas con otras porque la crisis que se presenta es igual para todos. Claro y Raspao ha sido la experiencia de ingresar a los hogares de cada uno de los venezolanos. Y siempre hemos agradecido esa cortesía de dejarnos  entrar al sitio donde se encuentran. En este día del periodista ratificamos el compromiso de seguir dando vitrina, voz, a las denuncias de nuestras comunidades de Venezuela para que pueda existir esa intermediación con las autoridades y por supuesto la resolución de los problemas”.

Meli Espina (Maturín, Monagas)

“Se trata de acompañar a la gente

Meli Espina

“A lo largo de este tiempo en Fe y Alegría he tenido la oportunidad de crecer, de conocer a muchísimos compañeros en cada una de las regiones y a hacer un trabajo muy bonito vinculado no solamente con el tema educativo en nuestras  escuelas sino también dentro de las comunidades. Es un trabajo más allá de ver una situación. Se trata de acompañar a los sectores, a la gente, y darle voz.

El trabajo que se hace en Fe y Alegría es un trabajo que va más allá de poner un micrófono, un grabador. Creo que es un trabajo que simboliza también el poder ser partícipe del cambio de realidades sociales, de realidades educativas. Y para mi como periodista es un orgullo ser parte de este equipo. Felicito a todos mis compañeros en cada una de las regiones porque desde cada uno de sus espacios hacen un trabajo importante, sobre todo porque Fe y Alegría busca transformar realidades para construir un mejor país y una mejor sociedad”.

Norma González (Guajira, Zulia)

Norma González

“Para mi trabajar para la Red Nacional de Radio Fe y Alegría ha sido gratificante y maravilloso porque me ha enseñado mucho. Esto ha sido como una escuela para mi porque yo inicié haciendo reportes locales y poco a poco me ha ido enseñando a escalar un peldaño más para conocer el trabajo que estamos realizando en las comunidades que es base fundamental para nosotros los reporteros y periodistas. Esto nos enseña que nuestro trabajo llega más y trasciende a otros medios de comunicación. Y esto nos hace sentir que estamos mostrando las realidades de nuestro pueblo. No ha sido fácil pero aquí seguimos aprendiendo y esperando más enseñanzas de esta red”

Yorky Hernández (Guasdualito, Apure)

Estamos donde termina el asfalto, donde no hay agua potable, donde la ciudad pierde su nombre”.              

Yorky Hernández

“Mi experiencia en Radio Fe y Alegría ha sido maravillosa. Inicio recordando un evento que sucedió cuando estudiaba esta carrera, se llegó el proceso de comenzar mis pasantías y un colega de otro medio de comunicación me aconsejó que las hiciera en Radio Fe y Alegría porque aquí podía aprender de todo. Confieso que me daba miedo Radio Fe y Alegría. Pero nada, asumí el reto y le tomé el consejo al colega. Al principio no fue nada fácil pero lo logré y aquí estoy todavía. En efecto, aquí he aprendido de todo un poco. Aquí somos periodistas integrales. Salimos a la calle a buscar las noticias.

Editamos, redactamos, conducimos los espacios. Para mí ha sido una experiencia única formar parte de esta red comunicacional. Ser periodista de Radio Fe y Alegría es ser el puente informativo para aquellos ciudadanos que a diario viven las deficiencias, las problemáticas en sus comunidades y quieren que sus peticiones o quejas sean escuchadas. Ser periodista de esta red es tener sinceridad, humanidad, responsabilidad y sobre todo veracidad. A diario escuchamos a la audiencia que dice: “si lo dice un periodista de Radio Fe y Alegría eso es verdad porque ellos no mienten”. Yo amo esta profesión. Cuando niña escuchaba a un periodista narrar las noticias y lo hacía tan bien que en mi mente me imaginaba que cuando sea grande quiero ser periodista. Y aquí estoy, orgullosa de pertenecer a esta red de noticias. Lastimosamente en Venezuela las condiciones no están dadas para ejercer esta profesión como debe ser. Sin embargo, estamos donde termina el asfalto, donde no hay agua potable, donde la ciudad pierde su nombre”.

Lenys Carolina Martínez (página web)

“Nunca me dijeron que sería el inicio de una gran escuela”

“Comencé a ejercer la carrera de periodista cuando todavía era estudiante. Apenas había comenzado el séptimo semestre. Corría el año 2010 y el movimiento educativo Fe y Alegría me abrió las puertas para ejercer en el departamento de Relaciones Institucionales.

Lenys Martínez
Lenys Martínez

Durante las entrevistas me dijeron cuáles serían mis funciones, lo que nunca me dijeron que sería el inicio de una gran escuela en mi vida con personas maravillosas en el camino en cada uno de los programas que conforman a Fe y Alegría: Escuela, Educación Universitaria, Instituto Radiofónico, y los Centros de Capacitación Laboral. Nunca había hecho campañas, entrevistas, ruedas de prensa, reseñas. Con Fe y Alegría aprendí mucho y el aprendizaje continúa.

Desde el día 1 supe que la universidad si bien ofrece las herramientas fundamentales de formación en la carrera, es el fogueo en sí que permitirá que uno se equivoque, adquiera conocimientos de los compañeros, pulirse y dar lo mejor.

Durante ocho años y nueve meses ejercí como periodista institucional. En enero de 2019 se abrió una nueva puerta profesional y tomé la decisión. Desde entonces, ha habido también otros caminos de aprendizaje, pero sin olvidar lo aprendido durante el paso por Fe y Alegría.

Tres años después regresé a esta casa y ahora de la mano con los más duros de la radio, los que me soportaban con cada campaña, con el equipo de Radio Fe y Alegría Noticias. Una gente que además de increíble y talentosa, tiene una calidad humana que no se consigue en otra parte, esa calidad de cercanía que requiere el periodismo con el más necesitado”.