Superliga de Baloncesto amenaza con tomar decisiones contra la Federación

294

Directivos de la Superliga de Baloncesto (SLB) y la Federación Venezolana de Baloncesto están enfrentados en una nueva polémica. Incluso, las posturas han sido divergentes en torno a jugadores de la selección nacional.

La disputa llegó a tal punto que el presidente de la Superliga de Baloncesto afirmó que la organización «es una empresa privada», y que como tal puede tomar sus propias decisiones. Esta posición dejó abierta la posibilidad de la aplicación de una medida unilateral por parte de la Superliga.

El presidente de la Superliga aseguró que la FVB incumplió con un acuerdo entre ambas instituciones. Según la Superliga, el acuerdo contemplaba la prohibición de jugar en la Superliga a los jugadores élites, mientras duraba la AméricaCup que inicia el viernes 2 de septiembre en Recife, Brasil.

La postura de la presidente de la Superliga se debe a que la FVB emitió un comunicado contrario anunciando que los jugadores élites sí podían jugar.

Protesta de los jugadores

Este tema había permanecido bajo perfil hasta que llegó el momento de aplicarlo. Los jugadores que protestaron abiertamente fueron Gregory Vargas y Michael Carrera.

Ambos jugadores protestaron luego de enterarse de esta decisión que consideran como un «irrespeto a los jugadores».

Por su parte, la Superliga de Baloncesto alegó que la decisión se debió a que la mayoría de las divisas se quedan sin jugadores de élite y se perdería la paridad en la competencia.

Importante

Es determinante precisar que la AmeriCup, la Superliga de Baloncesto y la Federación Venezolana de Baloncesto están estrechamente relacionadas con esta polémica porque en la AmeriCup juega la selección de Venezuela con varios jugadores de varias divisas.

Incluso, los jugadores de la selección que jugaron en la cuarta ventana clasificatoria al Mundial también fueron afectados.

La polémica sigue pese a que tanto Gregory Vargas y Michael Carrera finalmente jugaron, pero la pugna ahora es entre autoridades luego de la amenaza de la Superliga de tomar medidas como ente privado.